Posts Tagged 'Liderazgo Emergente'

La comparsa de las pancartas electorales

Vivimos hoy día un carnaval, una comparsa electoral representada en la ya muy larga campaña de la oposición, en el camino a las candidaturas unitarias, de cara al evento electoral de noviembre 2008. Es cierto que se ha avanzado mucho en lo que corresponde a los acuerdos logrados en varios estados, también es cierto, que como es natural existan fricciones, desencuentros y fenómenos propios de los movimientos democráticos, i.e. “están poniéndose de acuerdo”.

Ya hemos expresado antes que todo lo anterior no es necesariamente malo, y que por el contrario puede significar la llave hacia otra manera de ejercer la política, otra manera de ejercer nuestra democracia, el tan añorado cambio que quizás buscaban las aturdidas multitudes de 1998 y años anteriores y que nos trajo a este atolladero, a esta trampa de la que nos ha costado tanto salir.

Rafael Caldera en su recientemente reeditado libro, Los Causahabientes, lo expone cuando habla de “las esperanzas y las desilusiones” asociadas a los fracasos por establecer la civilidad y la republica democrática, desde el mismísimo Campo de Carabobo, hasta el Pacto de Punto Fijo. No quisiéramos añadir esto, pero debemos extender ese periodo de desilusión hasta los días corrientes.

No deja de ser preocupante por otro lado, la aparente desconexión de fondo y forma que ambos lados muestran hacia las necesidades de las mayorías depauperadas en nuestro país. Por el lado de los “pronto-a-ser comunistas”, una total ineficacia, ineptitud y falta de ubicación con respecto a lo caminos de progreso que debe transitar la nación hacia un futuro de estabilidad democrática y desarrollo moderado, pero vigoroso. Esta horda exhibe un desenfado en el pillaje de nuestros recursos, que nos recuerdan los más sombríos pasajes de la Conquista. Los de la oposición tienen a su favor las luces democráticas de las que carecen sus oponentes, pero muestran una debilidad muy grande, y muchas veces, una inmadurez que raya con lo infantil, lo cual denota solamente una falta de visión coherente, amen de una honestidad que esta aún por ser probada.

El problema estriba en que la oposición tiene muy poco tiempo para “afinar su acto”, deben presentar una cara firme, democrática y sobretodo conciente de la enorme responsabilidad que recae sobre sus hombros, los acontecimientos que se aproximan así lo ameritan. Pero, a veces hay que correr antes que caminar.

De cualquier manera, nuestra apuesta es por la república democrática. Para ello estamos convencidos de que es imperativo desalojar del poder a los hunos que lo tomaron, aprovechándose de la coyuntura. Civilización vs. Barbarie, he ahí el sino de la República…no respondamos al llamado con bochinche, ¡por lo que más quieran!