Posts Tagged 'Juego Democrático'

¡Unidad!, ¡Unidad!, ¡Unidad!

No se puede dejar de mirar con suspicacia los acontecimientos recientes, protagonizados por diversos factores de lo que se ha dado llamar como “la oposición”. El motivo de semejante afirmación se basa en el hecho de que en el momento histórico que vive el país se hace evidente que una oposición unida mostraría una fortaleza casi invencible en los próximos comicios para elegir gobernadores y alcaldes en todo el territorio nacional.

El análisis debe entonces basarse sobre el siguiente enunciado: si la afirmación anterior es clara y meridiana, si la oposición ya dio un paso trascendental hacia el logro, al firmar un pacto de unidad ¿por qué entonces los líderes de estas organizaciones se toman tanto tiempo para ponerse de acuerdo y al mismo tiempo, cuando se vence el plazo para postular los candidatos unitarios, se genera una pelea de dimensiones kafkaianas?

Ya retomaré esta discusión en breve, pero antes permítanme continuar con el siguiente paso; el cual consiste en identificar al beneficiario o los beneficiarios en caso de que no pueda lograrse la tan necesaria unidad opositora. Huelgan los comentarios.

A estas alturas deseo llamar la atención sobre la discusión casi perenne de unos cuantos individuos que por un “quítame estas pajas” de inmediato saltan a declarar que si la oposición sigue comportándose así, ellos prefieren votar por los chavistas o no ir a votar.

Desde mi punto de vista, esta posición es inaceptable. La misma se basa en una serie de supuestos, en mi opinión errados y si se puede redundar, peligrosamente errados. Número uno: quienes así se expresan, piensan que nos encontramos frente a un evento democrático más. Sirva recordar que la república democrática venezolana no existe, es hoy un recuerdo lejano. La republica fue sustituida por un mamotreto con un traje para hacerla parecer una democracia. Número dos: basándose en el supuesto número uno, se asume que Chávez (en este caso es inútil hablar de sus acompañantes y partido, pues todos sabemos que son uno solo y lo mismo) respeta el libre juego democrático y sus normas. ¿Alguien tiene todavía alguna duda de todas las violaciones al juego democrático y sus normas en las que ha incurrido el hoy presidente Chávez?

Continuando con la discusión planteada en los párrafos anteriores, y que se refiere a la diatriba originada dentro de las organizaciones de oposición, queremos decir que no hay porque ver esto como un mal síntoma. Para empezar, todo este galimatías es solo una demostración de que, al menos, no existen liderazgos hegemónicos y que el entendimiento solo se logrará usando los mecanismos que la democracia ofrece, a saber, negociación, ceder posiciones invocadas a ultranza y reconocimiento de la conveniencia de apoyar al candidato que signifique una opción de triunfo. Que existen cismas, intereses que se tocan, pues si, siempre han existido y existirán. No podemos quienes invocamos una sociedad plural, tratar de hacernos dictadores hacia adentro, es lógico y deseable que existan estos problemas para la escogencia de quienes van a representarnos en los comicios venideros.

Ahora, que sospechosamente, algún “líder” opositor trate de, mediante su comportamiento, bombardear ese proceso natural, para de alguna forma impedir que desemboque en la tan ansiada unidad, debe ser mirado de reojo y tratado con mucho cuidado. El señor de la esquina de enfrente, posee mucho dinero y recursos y nunca falta quien ceda al interés mediocre y egoísta.

La esencia humana es compleja y sus miserias son casi infinitas. Tenemos como providencia fundamental, la existencia en el ánimo de los líderes opositores de un deber superior hacia la republica democrática. Sin ese deber moral superior y compromiso sagrado con la republica, estamos perdidos antes de ir a la contienda.

Advertisements