Archive for the 'Internacionales' Category

Honduras: La importancia de ser un peón

Foto apócrifa de Zelaya

Foto apócrifa de Zelaya

En el juego de ajedrez, los peones son elementos centrales para toda la estrategia y los ejecutores de la táctica. Se podría decir, que en la práctica tienen tanta importancia como el rey, pues son las piezas sobre las que descansa la victoria. Es por ello que un jugador de ajedrez atento, debe saber desplegar sus peones para que su efectividad sea máxima, a la par que debe ser hábil lo suficiente para obligar al adversario a ceder espacios y hacer pobre e inefectiva utilización de sus recursos.

En los hechos corrientes de la política internacional americana, estamos observando la captura de un peón que ha traído consigo el descalabro, al menos aparente, de la estrategia de uno de los dos bandos en conflicto. Los sucesos de Honduras, han sido como la roca que cayó al lago plácido en el que vivía el bando de los enemigos de la libertad democrática, quienes se aprestaban a celebrar su aparente victoria y consolidación (después de todo, en diez años han reinado a placer, más por lo abultado de su petro-chequera que por la solidez de sus propuestas). La onda expansiva, inevitable, zarandea el barco en donde otrora pensaran asaltar las playas y los fuertes de la libertad, amenazando con hundirlo. Lo que es más, el temor ha hecho presa de la tripulación y pareciera que cada hombre esta por su cuenta.

Sin embargo, a los castro-comunistas les queda aún capacidad de maniobra, aunque disminuidas sus capacidades, no se encuentran todavía en situación de haber sido neutralizados. Al mismo tiempo, observamos que el plan B aguarda en la oscuridad su momento. Entrará en escena tal vez engalanado con las fachas de demócrata, demeritando a quien antes apoyó ambiguamente, pero fijo en el objetivo de mantener la estrategia, que no es otro que la sustitución de la legitima democracia por una forma impostora de la misma, con el fin de dominar el poder de manera absoluta y sin oposición en toda la América.

Mientras tanto, el peón sobre quien se posó la esperanza táctica para el dominio absoluto, deambula dramáticamente sin conocer su destino. Ya sabremos muy pronto si se le sacrificará con el fin de obtener posiciones o al menos no hacer más maltrecha la que se tiene y así tener esperanza de contraatacar.

Si alguna lección hemos de extraer de los eventos actuales, es que en la democracia todos somos peones, y los únicos rey y reina son la libertad y la justicia. La constitución, los poderes y las instituciones son los alfiles, caballos y torres que dan poder al sistema.

Cuidemos pues los peones de hacer nuestro trabajo, cultivarnos y estar atentos, pues en nosotros reside la llave a la victoria de la democracia.

Advertisements

Un inserto acerca de Honduras

Imagen del incendio del Reichstag, táctica Hitleriana para perseguir a sus adversarios políticos y terminar con la democracia.

Imagen del incendio del Reichstag, táctica Hitleriana para perseguir a sus adversarios políticos y terminar con la democracia.

La filosofía nos provee la idea de la existencia de la ética, no como un conjunto de reglas que fenecen en el tiempo, sino como lo estructural y cierto, relacionado con la cosmogonía básica de todo individuo: la idea del Espíritu, Dios, Energía Universal; aquello que al final nos hace humanos. Todo lo que tenga que ver con lo humano será entonces por definición ético, y cada acción que nos acerque más a Dios, al Espíritu, a la Energía Universal será ética en esencia. Hay que advertir que no existe nada tal como más o menos ético, se es ético o no se es; o nos estamos acercando a la idea unitaria del Espíritu o no lo hacemos en absoluto. Las ideas mutables pertenecen a la moral porque la moral cambia, evoluciona según evolucionan el ambiente geográfico y los individuos que la profesan. Como ejemplo: la moral victoriana inglesa encontraría muy poca acogida en la sociedad venezolana del siglo XXI.

Habiendo dicho esto, pasemos a hablar de los principios y valores, tales como los principios y valores democráticos. Es entendido por supuesto que la Libertad es el parámetro fundamental de una democracia y la generadora de Justicia, por ende la primera es la piedra ética sobre la que se construye todo el edificio democrático y es ese concepto el único inconmovible. La existencia misma de un sistema de chequeo y balances para proveer gobierno para el hombre es por naturaleza, ético. Las formas mediante las cuales ese sistema es provisto se basan en la ética. Apelar a la inviolabilidad de los valores y principios es equivalente a pensar que no hay posibilidad de hacer evolucionar las formas manteniendo el gist de la libertad intacto.

Las amenazas sobre el sistema democrático, se adaptan en el tiempo, haciéndose mas peligrosas a medida que este avanza. No permitirse cambios en las formas de los valores y principios, se corresponde con la idea de salir a la calle con el sistema inmune debilitado o inexistente.

Es por eso que aquellos que saltaron en puntillas a condenar los eventos en Honduras, lo hacían desde una moral anquilosada y enferma, debilitada y rebasada por el virus del sistema castro-chavista que hoy plaga nuestra América. No entendieron que el organismo siempre vibrante de la democracia, encontró formas novedosas de enfrentar el peligro que corre la libertad (concepto ético base de la democracia) en ese pequeño país, pequeño solo en geografía. Se encontró el antídoto, el organismo democrático se hizo mas fuerte en Honduras y duela-le a quien le duela, los aires de recuperación soplan por toda América.

Ya los académicos se devanaran los sesos para explicar los hechos. Las ciencias políticas analizaran y darán con los mecanismos que entraron en acción para salvar la libertad, único valor ético de la democracia. Los procedimientos, valores y principios de naturaleza moral deberán ajustarse a los tiempos, para cumplir su única misión, que no es otra que la de defender la libertad que nos otorga el verdadero sistema democrático.

La demokrazia que esta matando a la democracia

De izquierda a derecha, el boliviano Morales, el hondureño Zelaya, el nicaragüense Ortega, el venezolano Chávez y el ecuatoriano Correa.- AP

Foto AP.

Es que de tanto observarlo ya nos lo sabemos de memoria. El libreto, que se ha convertido en franquicia a punta de dolares petroleros. Primero: Toma del poder explotando el nicho que constituyen las masas depauperadas e ignorantes por años de abandono y malos gobiernos democráticos (he aquí donde los políticos tradicionales deben hacer un mea culpa). Segundo: Aprovechando el momento, proponer de inmediato una reforma mediante una asamblea constituyente, que arrasa con los poderes independientes establecidos, legislativo y judicial. Tercero: Una vez tomados dichos poderes, los cuales por supuesto, estarán al servicio del líder, comenzar la fase en la que la constitución se modifica para permitir la reelección vitalicia del pre-nombrado. Cuarto: Debilitar a los partidos políticos, mediante leyes que les despojen de un sistema de financiamiento desde el estado. Por supuesto que esto no afectara al partido oficial, por más que este en ciernes, porque todos los recursos del estado estarán, por medio del abuso del poder, a su entera disposición. Sexto: Comenzar un ataque sin descanso contra la prensa y medios de comunicación radioeléctricos independientes. Séptimo: Mentir, ofuscar y amedrentar.

Voila, a este conjunto de siete reglas, si se quiere sencillas, se le llamará (hasta el hartazgo), democracia, esperanza o despertar de los pueblos y pasará a sustituir el concepto legítimo de democracia que comprende: pluralidad, alternancia y libertad.

Pues bien, es esta franquicia que se ha propalado como un virus por Hispamérica (la forma propuesta con la que llamamos a esta enorme región al sur del Río Grande y hasta la Patagonia), la que ha secuestrado el concepto originario de democracia, ¡y bajo nuestras propias narices!.
Esta forma infiltrada, pervertida que sin ser, se disfraza de democracia para llevar a cabo su nefasta labor de imponer una dictadura continental, es la que alza su altisonante voz para condenar las acciones que ocurrieron en Honduras. Y es que parece que los hermanos hondureños, alertados acerca de este libreto, decidieron, y a su modo(con todos lo errores que pudieron cometer), extirpar el cáncer que estaba a punto de terminar (una vez más y en otro lugar más) con la genuina democracia que impera en ese país.

Lo que llama la atención y nos llama a profunda reflexión, es la camisa de fuerza en la que al parecer se encuentran enfundados los gobiernos de todo el continente. Y es que por intermedio de ella los enemigos de la libertad piensan controlar una situación, que de asentarse, significaría un tremendo peligro para su proyecto totalitario y continental. Es por ello que observamos, asqueados, como uno de los primeros, –con la lanza en ristre– en venir a dar lecciones de democracia, es uno de los dos funestos rufianes que comandan una dictadura en la isla de Cuba, ¡desde hace cincuenta años! Ni que hablar del dictador venezolano, felón, destructor fracasado de democracias, quien tomó el poder solo por la debilidad canalla de nuestros políticos de antes, y quien ha cometido innumerables violaciones a los preceptos de la Carta Democrática; se pasea orondo ahora, como su más enconado defensor. Todo frente a los ojos de perruna fidelidad del secretario de la organización que agrupa a los estados de nuestra América.

Así las cosas, ¿quienes son ellos para invocar respeto a los preceptos democráticos, aquellos quienes les han violado y les violan de manera cotidiana e impune? ¿Con que moral se atreven a decretar vehementemente los sucesos de Honduras como un golpe militar? Un golpe sui generis por cierto, debido a que no hubo ni un solo muerto, y los golpistas entregan de inmediato el poder en las manos del congreso de la república hondureña, el cual, y actuando bajo su constitución procede a hacerse cargo del proceso de transición, que como todos sabemos terminará el veintinueve de noviembre, cuando se realicen las elecciones libres en Honduras. Entonces, ¿Qué hay detrás de todo esto? ¿Para quién juegan quienes deben fungir como jueces imparciales? ¿En donde queda el principio de no intervención? ¿Por qué no quieren dejar que los hondureños solucionen sus problemas a su manera?

En este momento, el futuro del continente se juega en la sala de quienes hoy sabemos son sus verdugos. Una falsa, por parte de unos, disposición democrática y por el otro, un estúpido apego a las formas, son la pala con la que se esta cavando la tumba de la libertad en Hispamérica. Solo el uso del criterio único, como lo es el de la defensa de la libertad, permitirá evaluar esta crisis en su justo contexto.

Venezuela: ¿un futuro condicionado a la tiranía cubana?

Los dos funestos rufianes de la isla caribeña de Cuba

Los dos funestos rufianes de la isla caribeña de Cuba.

Toda clase de calamidades se han cernido sobre Venezuela desde que esta perdió el rumbo a finales del siglo XX. Una de estas calamidades es la estrecha relación existente entre el dictador venezolano y quienes gobiernan dictatorial-mente a la isla de Cuba desde hace más de cincuenta años. Una relación que ha probado ser, una y otra vez, extremadamente perjudicial para nuestra república democrática. Uno de los perjuicios más palpables esta en la maniática tendencia de copiar al calco el modelo comunista impuesto a nuestros hermanos cubanos. Uno de los rasgos salientes de dicha homología, es el de la presidencia vitalicia, esto, como analizaremos más adelante, no viene por ninguna casualidad.

La permanencia del dictador venezolano en el poder es un asunto de seguridad nacional para quienes gobiernan en Cuba, debido a la fuerte dependencia que para su sobre-vivencia le significa el petroleo regalado, ó metalingüísticamente: intercambiado por convenio, que recibe de Venezuela. Es por ello, que Raul Castro, quien actualmente y por el agotamiento físico de su hermano, maneja los destinos de Cuba, este caminando en una cuerda floja y su mayor reto será el demostrar las habilidades para cumplir con las obligaciones de una apertura cautelosa (y nos preguntamos ¿desde cuando otorgar las libertades democráticas a un pueblo debe ser tratado con cautela?) tal y como le exige la nueva política exterior estadounidense diseñada por el Sr. Obama, pero conservando los privilegios de un semi-imperio que comprendería principalmente a Venezuela pero también a Nicaragua, Ecuador, Bolivia y si logra expandirse como se lo tiene propuesto, al codiciado Perú.

Venezuela es la joya de la corona para Cuba por razones obvias, no solo es maravilloso para los Castro tener control sobre la enormemente sobrecogedora riqueza petrolera venezolana, con el fin de suplir las necesidades mínimas de sus esclavos, perdón, quise decir, su pueblo, sino que ademas esta proporciona riquezas mas allá de la imaginación, riquezas que aseguran una posición sólida a la hora de llevar a cabo el proyecto expansionista de dominación. Es una aritmética política muy sencilla de realizar: a mayor cantidad de riqueza, mayor la cantidad de territorios hacia los cuales expandir el proyecto totalitario castrista y por ende mayor peso político para tal vez, solo tal vez, en un futuro que a ellos se les hace de mediano plazo, poder sentarse a negociar con otras potencias a nivel mundial, i.e. Estados Unidos, Europa y sus aliados, China y Japón.

Decimos que es una cuerda floja en la que maroma el otro Castro, porque las naciones democráticas del mundo, principalmente Estados Unidos, no deben enterarse de lo que Cuba esta llevando a cabo en Venezuela y por extensión en Hispamérica. He aquí en donde entra en escena la muy bien, y por largos años, construida tramoya, bufa imitación democrática, en nuestro país. La misma ha sido levantada con paciencia, pero sin pausa, con el oficio que otorgan cincuenta años en el poder, diseñando mecanismos de control; hilando fino para construir un libreto fácilmente re-producible en otros lugares de Hispamérica, una franquicia que hasta ahora les ha redituado, a los Castro claro esta, muy buenos dividendos, hasta el punto que hoy son tratados como héroes en mas de un escenario internacional a los que han tenido ingreso, gracias a las ingentes cantidades de petrodolares que ahora manejan como suyos; nada mal para un par de rufianes de baja clase ¿no es así?. Como sea, tiene que enmarañarse de tal forma la situación, colocando siempre en la bandeja el musculo petrolero, para que el mismo pueda funcionar como la zanahoria detrás de la cual, eso esperan los Castro, correrá el monstruo estadounidense.

La realidad presente parece darles la razón. Particularmente nos habíamos eximido de opinar acerca de la gestión del Sr. Obama, debido a que las contingencias actuales, sumado al hecho de ser nuevo en sus labores, indicaban que lo racional era esperar. Aún pudiera parecer prematuro, pero nos permitiremos esbozar un par de cosas al respecto: primero, las dudas que abrigamos en silencio durante toda la campaña electoral en los Estados Unidos, abren paso a ciertas certezas en cuanto al talante con el cual el Sr. Obama manejará las situaciones que se le presenten. Aunque no estamos del todo seguros, las acciones del Sr. Obama tienden a ser demasiado cautelosas en lo que concierne a los tópicos más calientes en la política mundial, razonamos que su cautela esta correlacionada con su meteórica carrera para llegar a la posición de mayor responsabilidad en el mundo. De allí, la cadena de acciones contradictorias que lleva registradas hasta el día de hoy. Claro que aún cabe la posibilidad de que sea un genio de la estrategia, pero eso solo el tiempo y más fogueo lo dirán. Los hermanitos Castro por su parte, lo saben, lo han palpado y probado a través de sus títeres hispanoamericanos. Mientras que los señores rusos de la guerra, quienes a su vez poseen a los Castro, también han probado al Sr. Obama en el escenario del Medio Oriente, en donde Obama fustiga a los socios naturales de los intereses estadounidenses, con la esperanza, conjeturamos que fútil, de ganarse a los musulmanes como aliados.

Una hipótesis que manejamos, es que en el caso de que los Castro tengan razón, y logren imponerse, aunque sea parcialmente en el duelo que mantienen con el Sr. Obama por la supremacía a la hora de negociar una salida hacia la democracia para la sufrida isla cubana, entonces como para ellos Venezuela representa un puntal esencial para su propia supervivencia y la de su proyecto totalitario, ellos cerraran su puño de hierro sobre nuestro país. Esto no significa otra cosa que las ordenes dirigidas a su títere venezolano serán las de reprimir, aplastar y eliminar toda oposición. Pero aún si no vencen en la contienda con el Sr. Obama, el valor que les representan tres mil millones de dólares en petroleo por año, no va a ser entregado así como así, y muchos menos en nombre de valores que ellos nunca han respetado, como lo indican cincuenta años de dictadura feroz en la isla.

Es en esta situación horrible, que las ilusiones de la oposición democrática venezolana, de medirse en una contienda electoral en donde tengan un módico de posibilidad, después de caminar por un largo desierto, no quedarán más que en eso: ilusiones. No existirá una tierra prometida después del largo vagar que nos ofrecerían los líderes de oposición. No habrá maná para saciar el hambre de un pueblo por justicia, democracia y libertad, ni siquiera se nos otorgará la dulce ambrosía pagana, reflejada en el éxito de una elecciones legislativas, pues allí arrasaran las fuerzas de la barbarie, que no ceden espacios.

Tan simple como que la oposición venezolana lleva las de perder por el hecho de enfrentarse a un adversario que, en primer lugar esta no puede ver, en segundo lugar, le supera en recursos, sobre todo financieros. La oposición se enfrenta en contra de una maquinaria de control psicológico, experta en guerra de contra información y para ser aún más crudos, expertos en la guerra, a secas. En este contexto, ilusorias son también las ideas de que el triangulo: precios del petroleo-clientela-deuda va a llevar al gobierno a caerse, no. Esa formula empírica, funciona en épocas democráticas normales, lo que esta época precisamente, no es; puesto que nunca antes en la historia de Venezuela nuestra república había sido objeto de una invasión extranjera, y mucho menos de la naturaleza de la invasión cubana a Venezuela. Una invasión sin fragatas ni destructores, ni cabezas de playa ni nada que se parezca a una guerra convencional. Podríamos llamarla la invasión perfecta, la que viene en las neuronas cubano-filas de los iluminados de un movimiento grotesco y falso, que ha violado y mancillado el suelo patrio con la más vulgar de las mentiras. En el pasado, la mencionada formula, funcionaba, pues era aplicable a factores cien por ciento locales, y a una política entre individuos que mal que bien, poseían un mínimo de patriotismo y corazón republicano; pero ahora, estamos ante un gobierno, para parafrasear al ex-presidente Quiroga de Bolivia, que funciona a control remoto desde La Habana. Bajo esta óptica, tienen sentido pues, los actos de un gobierno, que de otro modo tendrían que ser tildados de demenciales.

En esta hora de peligro supremo, la única alternativa viable se encuentra en el ejercicio de la resistencia civil, enmarcada dentro de las reglas democráticas, noten que así como elecciones no garantizan democracia, lo inverso es también válido, la democracia no solo se obtiene vía elecciones. Llegó la hora de la protesta, cívica y pacifica eso si, pero firme. Protestar hasta que se den las condiciones para una salida democrática por elecciones, garantizadas las condiciones mínimas. El liderazgo de la oposición tiene una pesada responsabilidad histórica, insoslayable, aún bajo  el pretexto de la torpeza y la impericia.

Es la responsabilidad de los líderes democráticos guiarnos para que multitudinarias demostraciones apelen al sentido patriótico del, lo sabemos, grueso de miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas que aún son institucionales y que fueron formados para defender la democracia, de precisamente, los enemigos que hoy acechan la república. Necesitamos a los lideres de la sociedad civil, a los políticos de partidos, a los dirigentes sociales y representantes intelectuales de todos los signos, al igual que a nuestro ejercito para que nos liberen de esta ignominiosa ocupación cubana. El enemigo a vencer no es ni siquiera el dictador y su séquito de truhanes aprovechadores, debemos liberarnos de la influencia que los dos rufianes dictadores cubanos ejercen sobre nuestro país a través de ellos y el camino de vuelta a la democracia estará garantizado.

Todo no esta perdido y la esperanza reside en todos y cada uno de los corazones de los venezolanos, pero ubicándose en las duras realidades que estos tiempos nos imponen. No podemos continuar volando en automático, como acotamos antes, estos no son tiempos normales, son tiempo de determinación y de verdad. Ya sabemos que verdad es amor y amor es verdad, lo expresamos como lo único que sabemos y lo único que necesitamos saber.

La estrategia del eje del odio para Hispamérica

FOTO: JUAN BARRETO/AFP/Getty Images. All rights reserved.

FOTO: JUAN BARRETO/AFP/Getty Images. All rights reserved.

Entre linea y línea, hemos tejido una conjetura, conjetura que se ha visto apuntalada por los hechos y la visión de analistas serios y de reputación internacional por su objetividad. Nuestra conjetura trata de explicar los eventos que se han sucedido en Hispamérica (una palabra que acuñamos y proponemos a nuestra audiencia, para denominar los territorios al sur del Rio Grande y hasta la Patagonia, pero más que un lugar geográfico, lo miramos mejor como un entorno cultural producto de la evolución de las antiguas colonias españolas y portuguesas en América) en los últimos diez años.

En dicha conjetura, postulamos que los hechos sucedidos recientemente, en ninguna manera conocen su origen en procesos espontáneos, e incluso no son consecuencia espontanea de movimientos que estuviesen incubando por largos años. Todo lo contrario, conjeturamos que existe un poder extra-continental que luego de la ocurrencia de ciertas condiciones emergentes, quizás después de muchos años de espera, ha puesto en desarrollo un plan para implantar gobiernos títeres en toda la región, gobiernos que sigan un solo libreto y que sean el epítome de la nueva dictadura, una disfrazada de democracia, con el fin de mover la balanza y disminuir el poder de la nación norteamericana en el mundo. En este escenario, Cuba jugó (¿juega?) un papel de cabeza de playa y junto con la conquista de Venezuela, prometen para sus autores, una plataforma de penetración, que sojuzgando a los ciudadanos de este inmenso continente, contribuya con ciertos elementos de poder en su eterno conflicto con los Estados Unidos de Norteamérica.

Es de hacer notar, que no solo el dictador quien pretende controlar completamente la vida venezolana, es protagonista de dicho plan, no es más que un acompañante de un grupo entre quienes se cuentan, Bachelet, Da Silva y los Kirchner, por solo nombrar a los principales, cada cual con un rol especifico en la conjura (solo por curiosidad revise Vd. amigo lector la presencia de los antes nombrados en la foto de Doha, junto a un connotado criminal internacional y perseguido por la CPI, nada es casualidad) y adaptando regímenes adecuados al momento político y económico de sus respectivas naciones, pero no quepa ninguna duda, de probar ser cierta nuestra conjetura, que en lo futuro, alguna forma de dictadura emergerá en esos lugares.

Siendo fieles a la línea de esta nuestra conjetura, nos atrevemos a decir que en lo que corresponde a los hechos corrientes, estas son unas notas que deseamos publicar para su evaluación.

Premisas para acción inmediata en Venezuela:

• La descentralización aúpa el separatismo. La dictadura sin poder centralizado no es dictadura, debe por ende destruirse la descentralización y la autonomía local. Esa solución debe venderse con el nombre de socialismo y por supuesto enfatizar en que es la panacea.
• Este proceso debe ser acelerado pero no apresurado, para ello cuentan con la asesoría ruso-cubana con harta experiencia imponiendo sistemas de control. El motivo de la aceleración no es otro que el deterioro de la situación económica mundial y su especial efecto en Venezuela, donde desde hace diez años viene desmontándose el aparataje industrial en manos de aquellos que podían hacer frente a los cambios. Esto en sí mismo no es malo para el plan y casi que se alinea con los objetivos propuestos por el eje del odio, pero dejar ese proceso sin control y dentro un esquema político descentralizado en su sitio, es jugar con un fuego que puede terminar dando al traste con el control del poder.
• Ejercicio de una campaña masiva de amedrentamiento de las clases medias y altas, a fin de debilitar a la oposición democrática. El mecanismo es mostrar mediante medidas de expropiación, estatizaciones (aunque sea en apariencia) que la dictadura si va y de ser posible incluso antes de lo que realmente se tiene planeado. Se ejerce así un doble efecto debilitador, por un lado el enemigo se fuga: emigrando, y por el otro, se desmoraliza a los que por convicción o imposibilidad no quieran rendirse o no quieran o no puedan salir.
• Creo que dejamos claro más arriba que el objetivo de vida o muerte es retener y fortalecerse en el poder.

Variables internacionales afectando las premisas expuestas más arriba:

Globalmente:

Desenvolvimiento de la relación de los Estados Unidos de Norteamérica con la facción retro-soviética dirigida por Putin y que domina el poder en la Rusia actual, estos últimos son los diseñadores e impulsores del plan para el uso geoestratégico de Hispamérica, con el fin de implantar una dictadura mundial que pueda eventualmente contrabalancear y vencer el poder norteamericano, eso es lo que ellos venden como mundo multi-polar—este objetivo, es flexibe en cuanto a las estrategias que pueden utilizarse.

Relación entre Europa y los Estados Unidos de Norteamérica, una certera manipulación de los malentendidos entre ellos allanan el camino para actuar sin escrutinio de la comunidad mundial, y en caso que los hubiere, se hacen fácil de manejar utilizando las mismas virtudes de la democracia que la hacen tan débil ante un esquema como el propuesto (ya ocurrió en la Alemania nazi y en la Italia fascista, nada indica que deba fallar esta vez).

Los resultados de la cumbre del G-20 pueden o no reflejar variaciones en estas premisas, pero sin duda los acontecimiento servirán para recabar datos para hacerle seguimiento al desarrollo táctico de lo que nos ocurre en Venezuela, quizás más importante, encontrar un camino para combatir y evitar que se lleven a cabo los designios de estos oscuros poderes extra-continentales, poderes para los que la libertad y la democracia son los verdaderos enemigos a vencer.

Dólar permuta: Algo huele mal en Dinamarca

Es casi proverbial el dicho que plantea la inexistencia del crimen perfecto. Apenas el día de ayer, se supo que las autoridades estadounidenses congelaron las cuentas de 49 casas de bolsa venezolanas que actuaban en el mercado llamado de permuta nacional. El origen del mercado de permuta esta en el longevo control cambiario impuesto en Venezuela por el ahora régimen dictatorial. Al parecer, las autoridades norteamericanas, venían haciéndole seguimiento a una o varias de las cuentas que funcionaban debajo de una cuenta “paraguas”. La consecuencia inmediata es la paralización del mercado de permuta. Hasta allí la información fáctica, pero ahondemos, además de lo grave de que cuentas basadas en Venezuela estén investigadas por la DEA, también salió a la superficie la información según la cual, la mismísima PDVSA estaría interactuando ilegalmente en dicho mercado. Esto no es ninguna sorpresa entre paréntesis.

Ahora bien, al parecer este nuevo escándalo no es más que la punta del iceberg de una situación tremendamente grave. Las condiciones éticas y morales del país, resquebrajadas y demolidas por un régimen oprobioso en lo moral, han afectado y afectan a todos y cada uno de los venezolanos. Hoy le toco a una estamento que pensaba que lo que ocurría a su alrededor, i.e. el amargo régimen dictatorial, no les afectaba en lo más mínimo. Dicho estamento implica a los venezolanos quienes son parte de la estructura financiera del país. “Yuppies”, “chicos iesa”, “chicago boys”, profesionales, emprendedores, la mayoría formado bajo la égida de la paz social que brindaba la democracia, la misma que se criticaba ácidamente entre trago y trago de fino escocés, viviendo y disfrutando de la abundancia que esa misma democracia les proveyó.

No nos llamemos a engaño, en este nuevo escándalo cayó media Venezuela, y las probabilidades son altísimas de que esa mitad corresponda en un gran porcentaje al tolete que se opone rabiosamente al régimen dictatorial (se da por descontado que las elites chavistas están embarradas hasta la rabadapatilla), !oh paradoja de paradojas!, mismo tolete que entiende de alguna forma que la democracia es el camino, pero que culturalmente está más preparado para “convivir” con un régimen absolutista, por más demoniaco que este sea, que convertirse en la pared moral del dictador abusivo.

Creámoslo o no, junto a una oposición política secuestrada por lideres más preocupados por posicionarse como los sucesores del régimen, ganancias pecuniarias aparte, que por ejercer presión para recuperar el estado de derecho y recuperar la independencia y equilibrio entre poderes propios de las repúblicas democráticas, el estamento al que nos referimos ha constituido el exoesqueleto sobre el cual se basa el régimen dictatorial que nos oprime desde hace ya largos diez anos.

Como es natural, tendremos que esperar las informaciones que vayan apareciendo como resultado de la investigación de las autoridades norteamericanas. Es notable que el escándalo no explotara por mor de las diligencias de los poderes encargados de la contraloría en el país, sino por la investigación foránea del país que no por casualidad es blanco del furor verbal del dictador venezolano. Los acontecimientos irán diciendo si de alguna forma los medios de comunicación que los venezolanos utilizamos como fuente de información diaria, acaso no sean también victimas pasivas o activas del enorme escándalo, porque al igual que con el Stamford Bank, no sabemos si el vecino, el comerciante y hasta la abuelita amable que conseguimos en nuestro paseo matinal por el malecón, hayan caído sea por ingenuidad o ambición torpe, una vez más víctimas de la locura que se hizo regla en el país.

Vivimos tiempos en los que las palabras de aquel místico rabí judío, al defender a la meretriz de la hipocresía farisaica, resuenan más actuales que nunca: “aquel libre de pecado, arroje la primera piedra”.

La Primavera de Caracas: Bajo amenaza

Estamos a la vera del anuncio de otro paquetazo que no tiene nada de que ruborizarse frente a su antecesor. Sus presentes autores, conocedores y propaladores a su vez de la historia negra del primer paquete de medidas económicas, el cual supuestamente trajo una espontánea manifestación de la poblada, allá por el ahora utópico 1989, están haciendo lo imposible por dorar la píldora, endulzar el caramelo, decir lo que quieren decir sin decirlo, y se encuentran obligados por las circunstancias, con otro nombre, uno rimbombante, teatral, complicado, que logre el objetivo de que nadie sepa lo que le pasó por encima.

Para ello varias medidas se han tomado ya, primera entre las cuales, se procedió a la activación de un circo, alrededor de la persecución política de un personaje de la oposición (de esa que le gusta al dictador: aparatosa, gritona pero blandengue e inefectiva, al final nadie quiere que el dictador salga del poder ¿no?).

Otra medida, menos notable, pero de un alcance quizás insospechado, es la de tender puentes para un entendimiento, nada menos y nada más que con: los Estados Unidos de Norteamérica. La administración Obama, fiel a su misión de cambiar la faz de la política exterior norteamericana, y en un complicado gambito, que incluye una transición de algún carácter (todavía por definir) en Cuba, pero que definitivamente significará una apertura al camino, si no democrático, al menos uno que conduzca hacia algo más liberal y avenido con el respeto a los derechos universales de los ciudadanos, en turno, los Estados Unidos, aflojarían el cerco y quien sabe si hasta-seria histórico- colaboraría económicamente con el desarrollo de la isla dentro de un marco de ayuda humanitaria. Así las cosas, el dictador venezolano, confrontado con una nueva situación, consigue el oído presto de un senador del congreso norteamericano, cuya misión, no nos cabe duda, era la de leerle la cartilla para encuadrar su régimen dentro del nuevo orden por venir. No olvidemos que Lula, uno de los operadores más eficientes del plan extra-continental del cual es victima HíspAmerica, pagó una muy importante visita a Barack Obama en días recientes, en donde seguramente ambos bandos se hicieron ofertas (que se quiera o puedan cumplir, es otra historia) y necesariamente deben haber alcanzado acuerdos sobre como se manejará la región de ahora en adelante. Que esto ultimo signifique el apagarse de la estrella del dictador venezolano esta por verse.

Bien, la amenaza es para el próximo sábado, cuando se develará lo que todos sabemos es inevitable, no sin antes, crear todo un ritual, harto conocido de regímenes como el que nos agobia, cuando y en donde se proclamará urbi et orbi, lo excelso de un plan que seguramente salvara al país de la crisis terrible (eso lo dicen ellos) que sume al mundo el día de hoy. Con altísimos costos políticos, y conociendo el modus operandi del régimen, esta claro que se ha dado capital importancia a las formas para ocultar el fondo, que no es otro que la mayor ruina en la que se ha encontrado Venezuela desde su fundación como país.