Archive for the 'Economía' Category

Dólar permuta: Algo huele mal en Dinamarca

Es casi proverbial el dicho que plantea la inexistencia del crimen perfecto. Apenas el día de ayer, se supo que las autoridades estadounidenses congelaron las cuentas de 49 casas de bolsa venezolanas que actuaban en el mercado llamado de permuta nacional. El origen del mercado de permuta esta en el longevo control cambiario impuesto en Venezuela por el ahora régimen dictatorial. Al parecer, las autoridades norteamericanas, venían haciéndole seguimiento a una o varias de las cuentas que funcionaban debajo de una cuenta “paraguas”. La consecuencia inmediata es la paralización del mercado de permuta. Hasta allí la información fáctica, pero ahondemos, además de lo grave de que cuentas basadas en Venezuela estén investigadas por la DEA, también salió a la superficie la información según la cual, la mismísima PDVSA estaría interactuando ilegalmente en dicho mercado. Esto no es ninguna sorpresa entre paréntesis.

Ahora bien, al parecer este nuevo escándalo no es más que la punta del iceberg de una situación tremendamente grave. Las condiciones éticas y morales del país, resquebrajadas y demolidas por un régimen oprobioso en lo moral, han afectado y afectan a todos y cada uno de los venezolanos. Hoy le toco a una estamento que pensaba que lo que ocurría a su alrededor, i.e. el amargo régimen dictatorial, no les afectaba en lo más mínimo. Dicho estamento implica a los venezolanos quienes son parte de la estructura financiera del país. “Yuppies”, “chicos iesa”, “chicago boys”, profesionales, emprendedores, la mayoría formado bajo la égida de la paz social que brindaba la democracia, la misma que se criticaba ácidamente entre trago y trago de fino escocés, viviendo y disfrutando de la abundancia que esa misma democracia les proveyó.

No nos llamemos a engaño, en este nuevo escándalo cayó media Venezuela, y las probabilidades son altísimas de que esa mitad corresponda en un gran porcentaje al tolete que se opone rabiosamente al régimen dictatorial (se da por descontado que las elites chavistas están embarradas hasta la rabadapatilla), !oh paradoja de paradojas!, mismo tolete que entiende de alguna forma que la democracia es el camino, pero que culturalmente está más preparado para “convivir” con un régimen absolutista, por más demoniaco que este sea, que convertirse en la pared moral del dictador abusivo.

Creámoslo o no, junto a una oposición política secuestrada por lideres más preocupados por posicionarse como los sucesores del régimen, ganancias pecuniarias aparte, que por ejercer presión para recuperar el estado de derecho y recuperar la independencia y equilibrio entre poderes propios de las repúblicas democráticas, el estamento al que nos referimos ha constituido el exoesqueleto sobre el cual se basa el régimen dictatorial que nos oprime desde hace ya largos diez anos.

Como es natural, tendremos que esperar las informaciones que vayan apareciendo como resultado de la investigación de las autoridades norteamericanas. Es notable que el escándalo no explotara por mor de las diligencias de los poderes encargados de la contraloría en el país, sino por la investigación foránea del país que no por casualidad es blanco del furor verbal del dictador venezolano. Los acontecimientos irán diciendo si de alguna forma los medios de comunicación que los venezolanos utilizamos como fuente de información diaria, acaso no sean también victimas pasivas o activas del enorme escándalo, porque al igual que con el Stamford Bank, no sabemos si el vecino, el comerciante y hasta la abuelita amable que conseguimos en nuestro paseo matinal por el malecón, hayan caído sea por ingenuidad o ambición torpe, una vez más víctimas de la locura que se hizo regla en el país.

Vivimos tiempos en los que las palabras de aquel místico rabí judío, al defender a la meretriz de la hipocresía farisaica, resuenan más actuales que nunca: “aquel libre de pecado, arroje la primera piedra”.

Advertisements

Los números y los gráficos no mienten. ¡Esta administración es un desastre!

No hace falta ser economista, ni experto en finanzas, para darse cuenta de que la situación economica en Venezuela se encuentra en un momento crítico. El peor de los augurios es que la situación es insostenible y hacen falta medidas drásticas, muy parecidas a la tradicional receta del Fondo Monetario, de esas que el ente regulatorio aconseja para sanear las economías de los países en desarrollo, colocándolas en la senda de la modernidad, el desarrollo sostenido y auto sustentable.

La variable economica no lo significa todo en un país, pero es decisiva en cuanto al desarrollo de los acontecimientos políticos, y por ende es objeto de acucioso estudio por parte de los analistas, cuyo trabajo es anticiparse a las situaciones con el fin de aconsejar el mejor el curso de acción, ambos en el ámbito política como en la respuesta economica.

 Si de algo estoy convencido es que a pesar de la gravedad en materia economica en la que nos encontramos, el principio de la solución de nuestros problemas, pasa por un cambio en el estamento político en el país, lo cual incluye por supuesto a sus principales protagonistas o perpetradores, dependiendo de la esquina desde la que se observen los acontecimientos.

El economista Domingo Maza, escribe de forma consuetudinaria en la revista Zeta, de circulación semanal. Con su serie de ensayos el trata de dilucidar, para nosotros los ignaros, las sutilezas de esa ciencia-arte que es la economía, aplicadas a la situación actual del país. Más abajo, vertidos los números en gráficos, muestro la forma como trato de explicarme los siempre acertados y punzantes análisis de Maza en lo que respecta a la situación del país.

Salida Neta de Capital

La salida neta de capital, es la diferencia desfavorable al país (que se indica con un signo negativo) entre ingreso y egreso de fondos en moneda extranjera. Maza indica en la edición de la revista Zeta Nº 1662 del 13-06-08, que las proyecciones para el año 2008 son del orden de los 50 mil millones de dólares, “…lo que evidentemente es insostenible; pero la tendencia es clara”.

Inversion Directa

Notar también que a partir del año 2005, la tendencia negativa de la inversión directa tiene que ver con la genial ideade crear empresas mixtas en el ámbito petrolero, con normas y restricciones a veces rayanas en lo ridículo, que desaceleraron la inversión, y en palabras de Maza, “…por el contrario, hubo necesidad de efectuar pagos que significan salida de fondos”. La pregunta que se hace Maza, tiene que ver con las causas por las cuales sale capital del país. La respuesta no puede inscribirse sino dentro de los siguientes conceptos fundamentales: inseguridad economica, inseguridad institucional, inseguridad normativa, o “…por ausencia de un clima propicio a los negocios”.

Es motivo de alarma que en la cuenta que refleja los depositos de venezolanos en el exterior y que el Banco Central de Venezuela (BCV) clasifica dentro de “Otra Inversión”, el aumento sea muy acelerado (conclusión que se extrae por mera inspección de la pendiente de la curva), indicando solo la total perdida de confianza en el futuro económico del país, por parte de quienes poseen los medios para invertir en el desarrollo del mismo.

Al observar estos gráficos, no es difícil entender el desabastecimiento que muestra el mercado de alimentos venezolano desde hace ya más de un año. Maza, al respecto comenta, que para finales del 2008 estos depositos pueden fácilmente llegar a igualar el monto de las reservas internacionales del BCV.

Mírese con atención, el ingreso de divisas al BCV en el período 1999-2007 que va desde 16 mil millones US$ a 62 mil millones de US$. Esto en razón del aumento del precio del petróleo, que conduce al precio de la cesta venezolana a sobrepasar los 100 US$. 

Según Maza, la suma total de divisas ingresadas al BCV para el mencionado período equivale a ¡312 mil millones de dólares! Del total de esta suma, solo quedan en el BCV 40 mil millones US$, esto quiere decir que 260 mil millones US$ han sido dilapidados, conclusión a la que se arriba, en vista del estado deplorable desde el punto de vista de infraestructura que muestra el país, y el estado ruinoso de la economía, efectos que repercuten de forma más acentuada en la población de escasos recursos del país. Curiosamente, este es el segmento que según el presidente, mueve sus acciones y es el norte de su acción de gobierno. 

 

Fuentes:

1. Revista Zeta Nº 1662 del 13-06-08