Archive for the 'Dia a Dia' Category

Double Jeopardy

Dos vivianes de postín. Dupla que resulta mortal para la democracia en América.

Introito

Double jeopardy, en inglés, es la defensa procedimental que prohíbe que un defendido pueda ser acusado dos veces del mismo crimen por el mismo conjunto de hechos o circunstancias. En la ley común un defendido puede solicitar autrefois acquit o autrefois convict, significando que el defendido ha sido declarado inocente o convicto, según sea el caso, por la misma ofensa por la que se pretende juzgarle. (en.wikipedia.org/wiki/Double_jeopardy).

Estrofa Primera

En días recientes ha sido noticia la desavenencia entre el gobernador de Lara, Henri Falcón y Hugo Chávez, que ha resultado en la separación del primero de su membresía del partido PSUV,  del cual, es también presidente el segundo. Detalles aparte, la imagen es vocativo de otra famosa pelea de Chávez con otro de sus acólitos, Francisco Arias.
Si nos atenemos a la figura procedimental del derecho (establecido en muchos países) según la cual un defendido no puede ser juzgado dos veces basándose en el mismo crimen y el mismo conjunto de hechos que lo inculpen, podemos inferir que los estrategas cubanos están jugando la carta del Caballo de Troya, para tratar de dividir a la oposición que  puede hacer daño electoral-mente, primero, y preparar a otro guiñapo que pudiera sustituir al que tienen en Chávez, en caso de que este perdiera el juicio definitivamente, posibilidad que no esta muy lejana si nos atenemos a los acontecimientos recientes . En el caso de este nuevo guiñapo, Falcón, el mismo podría incluso traer eficiencias y avances para el país a lo Lula o Bachelet, pero sobretodo garantizaría que los negocios de los Castro, establecidos con nuestro país, no se vean interrumpidos de manera alguna. Incluso, el mismo Chávez pudiera estar involucrado, como instrumento claro está, en la conspiración.

Estrofa Segunda

Por otro lado en la reciente cumbre de los países de América, menos Estados Unidos y Canadá (de paso, los dos únicos países en el continente, que no solo pertenecen, sino que lideran al primer mundo) nos golpeo el hecho de la presencia de Raul Castro, orondo y cínico, dando lecciones de negociación y de paz. ¡Tamaña afrenta a la democracia y a quienes han dejado la vida luchando por ella! Todo esto, ante la mirada impávida de los mandatarios de un continente que ha perdido la vergüenza y la dignidad por a un puñado de arroz (un puñado de barriles de petróleo deberíamos decir), países como Chile, Brasil, Argentina, pero también Perú, y hasta la vilipendiada Colombia. Pero esta imagen ya la habíamos visto, en la reunión de la OEA cuando su secretario Insulza todavía cortejaba los votos de los países de la órbita castro-comunista, y declaraba, ante nuestro estupor, la aceptación del regreso de Cuba al seno de la misma, ofrecimiento que desdeñaran los Castro de forma tan impúdica como olímpica, quizás porque ya tenían pensada la instauración de una OEA paralela, destinada a sustituirla eventualmente. Una especie de OEA que funcione más o menos como funcionan el congreso de Cuba, la AN de Venezuela, el Congreso boliviano o ecuatoriano, todos ceñidos al mandato de los emperadores de la América, los Castro.

Estrofa Tercera

De vuelta en nuestro país, la creación en el estado Táchira de un consejo de gobierno paralelo a los instituidos de forma democrática, y en abierta violación de la constitución de la República (hoy en día más bananera, por petrolera, que nunca) nos retrotrae a hechos de reciente data, como son los acaecidos en razón de la dominación de una autoridad única para el Distrito Federal, burlando las disposiciones contenidas en la Carta Magna, y pasando por encima a las autoridades democrática-es decir por votos de los ciudadanos-mente elegidas. Es el establecimiento de dictaduras locales para apoyar la dictadura nacional que a su vez es instrumento de una mega dictadura de carácter regional. Todo mediante argucias para utilizar la democracia como la aguja que cose la camisa de fuerza que nos esclavizará a todos por igual; tanto a quienes no comulgamos con el comunismo ni sus derivados, así como a quienes por ingenuidad o maldad, apoyan esta ideología demoníaca que nos lleva por el despeñadero.

Coro

Nos preguntan ¿qué hacer?. Pues decimos que, simplemente, la respuesta se encuentra en ir a votar en Septiembre. Tenemos ganada la AN y eso es un tiro al suelo, por más que factores comprados por el castro-comunismo, y que hacen vida dentro de las oposiciones, intenten hacer los que sus amos les indican que tienen que hacer. El clamor de los ciudadanos se hará sentir en Septiembre, no importa que nos den double jeopardy de cinismo, double jeopardy de caballos de Troya divisionistas, o double jeopardy de violaciones a la constitución. Y que no se atrevan a darle un palo a la lampara y evitar que se sucedan las elecciones de Septiembre, pues eso si significará el aceleramiento de su destrucción en Venezuela.

Adelante todos, que tenemos esperanza de que esto esta pronto a terminar y una nueva era civilista de paz y desarrollo esta atisbando y muy pronto estará con nosotros.

Advertisements

La ley del péndulo

Foto: "Un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo"

Foto: "Un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo"

Filósofos, científicos, religiosos y místicos han estudiado por muchos siglos, los efectos de las leyes universales sobre el ser humano. Los filósofos, desde la perspectiva de los efectos sobre el pensamiento del hombre. Los  científicos, desde la perspectiva de los efectos sobre el entorno del hombre, y los religiosos y los místicos, desde la perspectiva de los efectos sobre el alma, o ser inmortal del hombre. Lo cierto es, que esas leyes universales parecieran actuar en todos los ámbitos de la vida humana, y para bien o para mal, no tenemos ningún control sobre ellas. A pesar de no ejercer ningún control sobre la existencia y actuación de las antes mencionadas leyes, los sabios de todos las épocas han encontrado maneras de, conociendo las leyes, actuar en favor de las mismas, beneficiándose de sus efectos sobre las empresas que los mismos hayan tenido a bien emprender.

 He aquí que una de esas leyes, es la ley del péndulo, en alegoría a ese aparato físico que se mueve de un máximo a otro en perpetuo movimiento armónico. La ley del péndulo dictamina que, tal y como lo han recogido los estudiosos del pasado, en lo que respecta a los asuntos humanos, un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo, como los postularía mi abuela, en su profunda sabiduría y conocimiento de la psicología humana. En otras palabras, nada es eterno, todo es mutable, lo único constante en el Universo es el cambio. Nadie puede clamar que permanecerá para siempre en el mismo estado, pues la ola del péndulo vendrá y lo arrastrará en las aguas del espacio-tiempo en el que existimos.

Entre estas disquisiciones, justas y buenas en si mismas, nos da tiempo para analizar la situación presente que se vive en Venezuela. El cenáculo cerrado que constituyen los del gobierno, muestra una profunda debilidad, estando por completo divorciado de la realidad del país nacional. La crisis económica mundial, que ya traspasó las puertas de la patria, golpea inmisericorde la desidia e ineptitud de quienes, otrora, proclamaran a los cuatro vientos que llegaron aquí para cambiarla las malvadas maneras de la democracia de partidos. Se presentaron como salvadores prístinos, sin mancha alguna, a pesar de llevar en sus hombros cientos de muertes de venezolanos. Una masa desquiciada se tragó el cuento, y danzaron junto a ellos en un circulo de locura que nos trajo hasta donde estamos hoy. Y el desplazamiento en vez de un circulo, ha sido en espiral retrógrada que nos ha llevado a un estadio ya superado hace muchos años, incluso desde el tiempo de la dictadura que precedió la democracia que perdimos.

Pues bien, la ley del péndulo, si creemos en ella, nos indica que lo que esta pasando políticamente en el país va a cambiar. El péndulo en su regreso, arrastrará a quienes hoy, abusan, en la creencia de que su poder será eterno. Demás esta decir que esta locura, representada en quienes gobiernan los destinos del país es inaceptable por Natura, y muy pronto veremos un cambio en el cariz de las cosas.

Los idus de Marzo

¿Qué tenemos los venezolanos entre las manos? Por este tiempo, cuando cualquiera inicia una conversación con alguien, por ejemplo, en la línea para hacer el pago de cualquier servicio publico, la misma siempre gira en torno, como es normal, a la situación actual del país. Así ha sido siempre, es y será.

La observación que queremos hacer hoy en esta nota es sobre la posición neuro-lingüística de los otros participantes en la línea de pago. Observamos que unos cuantos se adhieren rápidamente a la conversación, coincidiendo la mayoría en lo que el sentido común advierte, es decir, que estamos en presencia de un majarete (Miquilena dixit) ideológico que esta llevando al país a la ruina total, ya sea porque al final se impongan los dictados demenciales de un individuo que hace rato perdió el rumbo, o porque una insurrección de corte civil, militar o de ambos, se haga presente, como consecuencia de la virtual paralización del país y cuando profundice la crisis que hoy solo esta en puertas.

Otros pocos, callan, pero por lo que la imaginaria popular venezolana ha etiquetado como el carometro-una especie de barómetro que indica el estado emocional del individuo ante un estimulo dado-, puede deducirse fácilmente, que sus angustiados rostros encuentran eco a sus reprimidos sentimientos, en las palabras de quienes abiertamente desahogan en la conversación sus asombros, desilusiones y frustraciones ante la situación que observan. Si apoyan o no al sector oficial, postura por demás respetable, si permanecen indiferentes tratando de salir adelante lo mejor que pueden, no puede colegirse de su silencio, pero del poema de sus caras, si se puede claramente palpar el miedo y desesperanza que están sintiendo.

En conclusión, de este muestreo necesariamente local, pero que incluye la mas variopinta de las procedencias dentro de la sociedad venezolana, se percibe que la ciudadanía esta por decirlo así, motivada. Una motivación que pudiera dar paso al más impredecible de los comportamientos, desde el simple adormecerse hasta la acción extrema. Todo dependerá de cuanto golpee la crisis en pleno desarrollo, para parafrasear a uno de esos abyectos que vendieron su alma al régimen del tiránico Mussolini tropical, y también de cuanto y como quieran hacer oposición los dirigentes de los partidos políticos que mantienen secuestrada la dirigencia de lo que ya es un sentir nacional: queremos todos, que esto se acabe, que venga lo que tenga que venir, porque la democracia se destruyo hace tiempo. Es necesario precipitar los acontecimientos para recuperar el estado de derecho y enderezar las cargas, lo cual sabemos de antemano, nos tomará mucho tiempo y sudor.

No es fácil lo que esta en puertas, pero si no hacemos nada hoy, el trabajo será aún mayor cuando por la fuerza de las circunstancias y bajo amenaza de muerte, intentemos actuar y tal vez, solo tal vez, sea ya muy tarde.

Como advirtió el oráculo a Julio César antes de ir al Senado: Cuidaos pues de los idus de Marzo

Oráculo, Política, Actualidad

Chávez: “me rindo Bush (por ahora—y si no se muere antes Castro, ya vere lo que hago)”

Cuando éramos niños mis hermanos y yo, es decir más niños que ahora, solíamos pelear mucho, en medio de nuestros juegos infantiles. Mi hermano menor, quien naturalmente era el más débil del grupo (hoy día es un manganzón de peso mayor a 100 kilos) solía llevar la peor parte y su actitud casi siempre era conciliadora y alineada con el poder dominante. Pero he aquí, que por mor de las intervenciones paternas, de vez en cuando, y en razón de su aparente debilidad, “el chiquitico” adquiría cierto poder, poder que muchas veces usó abusiva y arbitrariamente, mientras le duraba la protección paterna; solo para caer en la mayor de las bajezas, implorando piedad, una vez que nos quedábamos solos de nuevo en nuestros juegos.

Afortunadamente, los años han pasado y es justo decir que mi hermano menor es hoy un hombre de paz, apacible y afable entre sus libros que tanto ama.

El cuento viene a colación como comparación con la actitud díscola de Chávez. Durante un buen tiempo, el presidente, actúo, quizás amparado en una “petrochequera” sin control (ya tendrá que dar cuenta de sus actos ante la justicia más temprano que tarde) que le hizo sentir omnipotente. Es así como emprendió una diplomacia de micrófono, despotricando en contra de cuanta persona razonable le llevase la contraria en su pretendido proyecto hegemónico para la América Hispana toda.

Ahora parece que dando muestras de un pragmatismo rayano con el cínico calculo político de quien se sabe acorralado, busca líneas de comunicación con quienes hace apenas unas pocas semanas pavoneaba la más frontal de las agresiones e insultos.

Pero aunque no lo crean, ese hecho no es lo importante. Lo realmente importante es la reacción de los ciudadanos venezolanos. ¿Perdonaremos u olvidaremos lo que solo pocos días atrás hería nuestros oídos y buen juicio? ¿De verdad creeremos en su intención de enmienda? ¿Como actuar frente a un proceso que ya parece repetitivo?

Que si porque esta rodeado de ineptos, que si porque su proyecto no es viable, que si porque lo ha conducido el mismo con torpeza épica, que si porque hay hechos criminales concomitantes que le obligan a hacer y decir lo que sea con tal de salvar el pellejo.

Sea lo que sea, lo mínimo que los venezolanos pensamos ahora, es que este señor ya hizo suficiente daño y es hora, que de forma firme y democrática, para decirlo coloquialmente, le demos un parao.

¿Cree Chávez en la reencarnación?

¿Cree Chávez en la reencarnación? Así parece, si lo deducimos de sus palabras durante el desfile del día de hoy:

“…La única forma de que tengamos patria y completar la obra de nuestra independencia, por la que estamos luchando desde hace doscientos años, es construyendo el socialismo venezolano”.

A ver si entendí, cuando nuestros libertadores decidieron que ya era hora de liberarse del control de España, en realidad, y anticipándose históricamente a la aparición del mismo, ¡¿ya tenían en mente el socialismo?! Como el sistema que encarnaría los ideales de la declaración que firmaban. Además, se lee entre líneas que quien esas palabras pronuncia ya se encontraba físicamente luchando en esa dirección y que en esta vida no hace otra cosa sino continuar con esa lucha. Pues bien, eso solo se explica con la teoría de la reencarnación, la misma que sostiene que las almas pueden y de acuerdo con sus méritos regresar en otro cuerpo físico, que es lo único que realmente fenecería de la existencia humana, polvo eres y en polvo te convertirás.

“Yo creo en ti Mario Silva…” dice Chávez

Con esta frase, Chávez hace añicos las pretensiones de uno de sus más infames seguidores, Acosta, quien ostenta el cargo de gobernador del estado Carabobo; mientras eleva a la categoría de ungido, al escatológico Silva, dios menor de la exégesis “revolucionaria” chavista—relator diario de los guiones que nacen de la sala situacional cubana.

 

En un discurso que pretende encender el fervor “revolucionario” y propio de una retórica en franca decadencia, Chávez coloca las piezas en un intrincado ajedrez, del cual no se conocen bien las reglas. Entre reculadas, “pataletas de ahogado” y desplantes sin sentido, se mueve el dicharachero ex-militar, desplegando una táctica de cuya estrategia solo se vislumbra un zigzagueo demencial, en el cual se hace difícil distinguir lo real de lo propiamente imaginario.

 

Por mi parte, creo que el performance al que asistimos los venezolanos (quienes ya creíamos haberlo visto todo) tiene como fin ultimo tratar de ubicar en un nivel siquiera presentable, a figuras que de otro modo serian fácilmente desdibujadas por el más leve viento electoral.

 

Ya lo dijo Petkoff, esos miles de camisitas rojas que escuchan y aplauden, tienen un “tornillo flojo”. 

 

 

La noche de San Juan

No podíamos dejar pasar el día de hoy, el día de San Juan, sin hacer unas reflexiones inspiradas por este personaje bíblico. Conocido en el “lore” católico como San Juan Bautista, el mismo nos recuerda la imagen del hombre santo, profeta y en contacto íntimo con Dios, tanto, que se convertía en Su Voz para los mortales no iniciados en el mundo espiritual superior.

 

Venezuela celebra el día de San Juan con tambores y demás manifestaciones culturales a lo largo y ancho de su geografía. Abstrayéndonos de nuevo a las lecturas de los evangelios, Juan era un hombre recto y puro, que no temía enfrentarse con el poder constituido por Herodes Antipas, rey de Judea. Su esposa y su bella hija Salomé, conformaban el tope de una corte licenciosa y corrupta, denunciada una y otra vez por el santo.

 

La lujuria ilimitada de Salomé y su obsesión herida por posterior rechazo del rabí, la animan para junto a su madre urdir el final de Juan, quien aún sabiéndolo no cesaba en su empeño de anunciar el Reino de Dios que se encuentra cerca y denunciar a los impíos.

 

Herodes, el tirano, temeroso del hombre santo, pero a la vez individuo débil moral y éticamente sucumbe ante la ladina Salomé y se “deshace” de la “Vox Clamantis in Deserto”.

 

La analogía con el país no puede ser menos que sugerente. Adelante amigo lector, identifique usted a los personajes. Es un ejercicio no muy difícil de realizar hoy día.

 

Juan en realidad puede representar a cualquier ciudadano venezolano que simplemente exija libertad, pluralidad, justicia, alternabilidad: en pocas palabras democracia.