La ley del péndulo

Foto: "Un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo"

Foto: "Un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo"

Filósofos, científicos, religiosos y místicos han estudiado por muchos siglos, los efectos de las leyes universales sobre el ser humano. Los filósofos, desde la perspectiva de los efectos sobre el pensamiento del hombre. Los  científicos, desde la perspectiva de los efectos sobre el entorno del hombre, y los religiosos y los místicos, desde la perspectiva de los efectos sobre el alma, o ser inmortal del hombre. Lo cierto es, que esas leyes universales parecieran actuar en todos los ámbitos de la vida humana, y para bien o para mal, no tenemos ningún control sobre ellas. A pesar de no ejercer ningún control sobre la existencia y actuación de las antes mencionadas leyes, los sabios de todos las épocas han encontrado maneras de, conociendo las leyes, actuar en favor de las mismas, beneficiándose de sus efectos sobre las empresas que los mismos hayan tenido a bien emprender.

 He aquí que una de esas leyes, es la ley del péndulo, en alegoría a ese aparato físico que se mueve de un máximo a otro en perpetuo movimiento armónico. La ley del péndulo dictamina que, tal y como lo han recogido los estudiosos del pasado, en lo que respecta a los asuntos humanos, un día duermen las gallinas arriba, y otro día duermen abajo, como los postularía mi abuela, en su profunda sabiduría y conocimiento de la psicología humana. En otras palabras, nada es eterno, todo es mutable, lo único constante en el Universo es el cambio. Nadie puede clamar que permanecerá para siempre en el mismo estado, pues la ola del péndulo vendrá y lo arrastrará en las aguas del espacio-tiempo en el que existimos.

Entre estas disquisiciones, justas y buenas en si mismas, nos da tiempo para analizar la situación presente que se vive en Venezuela. El cenáculo cerrado que constituyen los del gobierno, muestra una profunda debilidad, estando por completo divorciado de la realidad del país nacional. La crisis económica mundial, que ya traspasó las puertas de la patria, golpea inmisericorde la desidia e ineptitud de quienes, otrora, proclamaran a los cuatro vientos que llegaron aquí para cambiarla las malvadas maneras de la democracia de partidos. Se presentaron como salvadores prístinos, sin mancha alguna, a pesar de llevar en sus hombros cientos de muertes de venezolanos. Una masa desquiciada se tragó el cuento, y danzaron junto a ellos en un circulo de locura que nos trajo hasta donde estamos hoy. Y el desplazamiento en vez de un circulo, ha sido en espiral retrógrada que nos ha llevado a un estadio ya superado hace muchos años, incluso desde el tiempo de la dictadura que precedió la democracia que perdimos.

Pues bien, la ley del péndulo, si creemos en ella, nos indica que lo que esta pasando políticamente en el país va a cambiar. El péndulo en su regreso, arrastrará a quienes hoy, abusan, en la creencia de que su poder será eterno. Demás esta decir que esta locura, representada en quienes gobiernan los destinos del país es inaceptable por Natura, y muy pronto veremos un cambio en el cariz de las cosas.

Advertisements

2 Responses to “La ley del péndulo”


  1. 1 Arcangel Vulcano October 20, 2009 at 11:04 am

    Así es estimado amigo, y es cuestión de tiempo…pero pensamos, que el problema esencial no parecieran está vez ser las causas ya conocidas y muy bien analizadas, sino los perniciosos efectos que padecerá el país luego de este desastroso devenir del péndulo; es decir, que no será suficiente al final identificar y castigar justamente a los culpables, sino intentar recuperar el colectivo inocente de este huracán destructivo, en que se ha convertido más recientemente nuestra amada patria, por causa de una seudo revolución maquiavélica y populista, que se ofrecio desquiciadamente como panacea que millones compraron hipnotizados por las promesas falsas y engañosas del histrión mayor, ofertas envolventes de redención y desarrollo, que hoy son desmentidas por la cruda realidad; estamos peor que nunca, y los culpables, ya sabemos quienes son ¿recuerdas?…

  2. 2 judioerrant October 21, 2009 at 9:39 am

    La culpa es colectiva en este caso, mi apreciado amigo Vulcano. Esta lecciones sirven a los ciudadanos, primero, para apreciar lo que se tiene, y segundo para madurar políticamente. Quizas estemos en la antesala de un período de desarrollo sin precedentes en la historia venezolana. Claro está, despues que el país se deslastre de este alí baba y su corte de cuarenta ladrones. Saludos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: