Los idus de Marzo

¿Qué tenemos los venezolanos entre las manos? Por este tiempo, cuando cualquiera inicia una conversación con alguien, por ejemplo, en la línea para hacer el pago de cualquier servicio publico, la misma siempre gira en torno, como es normal, a la situación actual del país. Así ha sido siempre, es y será.

La observación que queremos hacer hoy en esta nota es sobre la posición neuro-lingüística de los otros participantes en la línea de pago. Observamos que unos cuantos se adhieren rápidamente a la conversación, coincidiendo la mayoría en lo que el sentido común advierte, es decir, que estamos en presencia de un majarete (Miquilena dixit) ideológico que esta llevando al país a la ruina total, ya sea porque al final se impongan los dictados demenciales de un individuo que hace rato perdió el rumbo, o porque una insurrección de corte civil, militar o de ambos, se haga presente, como consecuencia de la virtual paralización del país y cuando profundice la crisis que hoy solo esta en puertas.

Otros pocos, callan, pero por lo que la imaginaria popular venezolana ha etiquetado como el carometro-una especie de barómetro que indica el estado emocional del individuo ante un estimulo dado-, puede deducirse fácilmente, que sus angustiados rostros encuentran eco a sus reprimidos sentimientos, en las palabras de quienes abiertamente desahogan en la conversación sus asombros, desilusiones y frustraciones ante la situación que observan. Si apoyan o no al sector oficial, postura por demás respetable, si permanecen indiferentes tratando de salir adelante lo mejor que pueden, no puede colegirse de su silencio, pero del poema de sus caras, si se puede claramente palpar el miedo y desesperanza que están sintiendo.

En conclusión, de este muestreo necesariamente local, pero que incluye la mas variopinta de las procedencias dentro de la sociedad venezolana, se percibe que la ciudadanía esta por decirlo así, motivada. Una motivación que pudiera dar paso al más impredecible de los comportamientos, desde el simple adormecerse hasta la acción extrema. Todo dependerá de cuanto golpee la crisis en pleno desarrollo, para parafrasear a uno de esos abyectos que vendieron su alma al régimen del tiránico Mussolini tropical, y también de cuanto y como quieran hacer oposición los dirigentes de los partidos políticos que mantienen secuestrada la dirigencia de lo que ya es un sentir nacional: queremos todos, que esto se acabe, que venga lo que tenga que venir, porque la democracia se destruyo hace tiempo. Es necesario precipitar los acontecimientos para recuperar el estado de derecho y enderezar las cargas, lo cual sabemos de antemano, nos tomará mucho tiempo y sudor.

No es fácil lo que esta en puertas, pero si no hacemos nada hoy, el trabajo será aún mayor cuando por la fuerza de las circunstancias y bajo amenaza de muerte, intentemos actuar y tal vez, solo tal vez, sea ya muy tarde.

Como advirtió el oráculo a Julio César antes de ir al Senado: Cuidaos pues de los idus de Marzo

Oráculo, Política, Actualidad

Advertisements

7 Responses to “Los idus de Marzo”


  1. 1 Arcangel Vulcano March 17, 2009 at 7:22 pm

    Respetado amigo Judío errante:

    Escuchamos la entrevista que le hizo el periodista Miguel Ángel Rodríguez al Sr Miquilena, quien por cierto fue uno de los más destacados propulsores, patrocinadores y padres políticos de la criatura, y en efecto hizo alusión a ese delicioso manjar criollo como lo es sin dudas el majarete o manjarete (ambos términos pueden ser empleados) para compararlo con la actual compleja situación política que actualmente vivimos; también la asimiló con un “arroz con mango”; pero no obstante, nuestra modestísima apreciación es que en ambos casos el símil no es acertado ni feliz -por decir lo menos- porque, por un lado el majarete o manjarete es un postre criollo preparado con fibra y leche de coco, maíz y papelón muy delicioso, y el mango desde hace tiempo está siendo usado en la alta cocina en recetas exquisitas y muy exóticas, por lo demás, el arroz es ya un alimento escaso y muy preciado. En lo personal el mango nos resulta particularmente riquísimo. En tal virtud, si de comparar con alguna comida la complejísima situación general actual se trata, nos parece que lo que vivimos se nos asemeja más a lo que comen la mayoría de los animales carroñeros y las aves de rapiña; en nuestro pueblo, le llaman a los despojos alimenticios “carroña o mortecina”.

    Por lo demás, pues nos ha parecido interesantísimo tu artículo de hoy; especialmente los aspectos referentes a las reacciones psicológicas de “algunas” personas ante los sucesos que los afectan cotidianamente.

    En cuanto a diversos aspectos que tratas sobre opinión política, es mucho lo que podría agregarse, debatirse y discutirse, y hoy no queremos abusar ni del espacio ni de tu paciencia.

    Sin embargo haremos un comentario sobre las siguientes expresiones (como siempre respetando tu valiosa opinión): “…queremos todos, que esto se acabe, que venga lo que tenga que venir, porque la democracia se destruyó hace tiempo…”. Imaginamos, que cuando te refieres a “esto” lo haces refiriéndote a la situación política actual, en tal sentido, es difícil precisar qué es lo que debería acabarse, determinar cuantos y quienes desean que se acabe, y si en realidad la mayoría quiere que se termine o por el contrario continué, porque pudiera ocurrir que “algunos” desearan que las cosas estén como hasta ahora, y que perduraran en el tiempo, además habría también que calibrar exactamente eso (estadística).

    Nosotros pensamos que no hay mejor forma para hacerlo que viviendo y actuando en democracia; es decir, consultando la opinión de la población, y en la actual situación, normalmente los pueblos civilizados recurren a medir la opinión es a través de las elecciones por medio de los votos, hacer lo contrario, sería resolver las diferencias por otras vías no pacíficas ¿la guerra civil tal vez?. Por otra parte, cuando expresas: “que venga lo que tenga que venir”, suponemos que sugieres indirectamente que podría ocurrir un desenlace en cualquier sentido, nos guste o no, malo o bueno, negativo o positivo, pacífico o violento, electoral o de hecho ¿qué es lo que va a ocurrir y cuando? ¿Quien puede predecirlo o saberlo, y aún más, conocer su verdadero alcance e impacto?

    Pensamos que la mayoría de la población profana en la ciencia política, practicando un ejercicio de irracionalidad política tiende a desesperarse un poco frente a lo que la agobia cotidianamente; las personas comunes solemos hastiarnos de algunos aspectos típicos de la controversial actividad política, mientras que es más fácil de soportarla para los oficiantes curtidos de esa compleja actividad que se sostienen del ejercicio activo de la actividad política, que para quienes vivimos habitualmente de nuestros diversos modestos trabajos como ciudadanos particulares; pero los altos dirigentes de los partidos (líderes) quienes sabemos que han aprendido a convivir en ambos bandos como colegas dentro del gobierno o desde la oposición, y son profesionales de esa difícil profesión, saben discurrir, sobrellevar y nadar con la corriente y sobre las altas olas de la política; es por lo que tenemos la impresión respetado amigo, que en efecto, llegará el momento en que un poderoso tsunami político económico y social podría en verdad arrastrarlos a todos en medio de la orgía que mantienen como líderes de la sociedad política de cómplices. No sabemos si afortunadamente o desafortunadamente, pero son ellos (nuestros líderes) quienes tienen la gran responsabilidad de evitar que la democracia se destruya y renazca de sus cenizas, a pesar de ser los auténticos sepultureros de la democracia.

    El problema de fondo pareciera ser entonces que tenemos a ¡Zamuros cuidando carne mi hermano!, por eso hablamos es que la actual situación política nacional y mundial se nos parece a más es a carroña respetado amigo, y no a un delicioso majarete o arroz con mango (como sugirió Miquilena), que a fin de cuentas, esos manjares nos los comeríamos gustosos jugando dominó y sin olfatearlos antes ¿verdad?…

    Un fraternal saludo Judío Errante.

  2. 2 judioerrant March 18, 2009 at 6:53 am

    Como podrás apreciar querido Vulcano, el sondeo al que me refiero en mi esquela, no es más que una apreciación subjetiva y local de manifestaciones también subjetivas y locales del entorno en el que nos toca desenvolvernos cotidianamente. Son interesantes tus apreciaciones, en el sentido interpretado, respecto a la situación de quienes lideran el conjunto de fuerzas políticas y de la sociedad civil que llamamos colectivamente oposición. Tienes razón cuando dices que quienes no están curtidos en las artes de la política tienden a impacientarse, esa fracción de la población suele ser la mayoría generalmente, y lamentablemente pasto de la ambiciones o cortedades de los políticos cuya función, en un mundo ideal, es la de guiar a sus conciudadanos por sendas de paz, armonía y progreso. Pero como suele ocurrir y ha ocurrido una y otra vez en la historia humana, ese no es el caso consuetudinario, para no alargar la respuesta, solo te remito a otra sociedad, en otro tiempo y locación geográfica: la Italia de Benito Mussolini. Como bien recordaras, las coincidencias de los eventos ocurridos durante dicho régimen con la historia reciente de Venezuela, son sorprendentes, al punto que hace pensar al observador, que alguien esta calcándolos. Pues bien, una de las características de dicha época, es que una oposición democrática desprevenida, intentó infructuosamente, seguir tu sugerencia frente aquel régimen, de tener paciencia y aguante y lucha “democrática”, con el infortunado resultado de que el dictador se “atornilló” por 3 décadas, saliendo del poder solo por su propia torpeza al ingresar en la segunda guerra mundial, con los resultados conocidos. De hecho, no existe ningún precedente histórico, en el que un dictador entregue el poder por la vía pacifica democrática y electoral.
    Ignorar la historia nos condena, lamentablemente, a repetirla, mi querido Vulcano.

  3. 3 Arcangel Vulcano March 18, 2009 at 9:01 am

    Copiado. Desde luego,jamás ignoraríamos la historia,al contrario es y debe ser siempre referencia obligada para realizar adecuados análisis políticos; sin embargo, el que algunos pretendan calcarla, imitarla o repetirla, no significa de ningún modo que esta se repita siempre idénticamente, y mucho menos que por conocer la historia, alguién pueda saber y predecir previamente el futuro. Absolutamente nadie conoce el futuro, sólo Dios.

    Respetado amigo, en nuestro caso, tenemos otra visión de la realidad política actual,digamos que menos apocalíptica pero igualmente muy preocupante, dramática, muy grave, pero no catastrófica, lo cual de ningún modo significa que la tuya no nos merezca respeto y consideración, ni que no sea posible tu hipotesis, esto es parte del debate, alguno debería estar equivocado, lo cual lo definirá el tiempo.

    Nostros en verdad estamos persuadidos de la idea de que la solución a la actual difícil y compleja situación política debe ser a todo evento pacífica, electoral, democrática y política, no violenta, a pesar de que sabemos de las malas intenciones dictatoriales del régimen.¿Razones? muchísimas; pero te daremos una: La vocación democrática del pueblo venezolano que debería imponerse siempre…ya veremos.

    Para argumentar lo expresado, debemos invitarte a leer la siguiente editorial publicada hoy por el diario El nacional, la cual en nuestro caso suscribimos y compartimos íntegramente. Nuestra actitud ante la preocupante y seria situación política actual es la de lucha política civilizada indoblegable,incansable, democrática, pacífica, la cual de ninguna manera es fácil, sino muy difícil, y no todos están dispuestos librarla, es como atravesar un desierto.

    Pensamos sinceramente que la actual radicalización del caudillo es simplemente una táctica de provocación calculada, desplegada fríamente dentro del desarrrollo de una estrategia política muy bien articulada (tú sabes por quienes y desde donde) ¡AZÚCAR…

    Nueva estrategia….. Desafío militar

    Editorial El Nacional

    No debemos albergar duda alguna: el Presidente de la República está embalado en una vasta operación oficial que tiene como único objetivo fomentar un ambiente de crispación política, similar a los días que precedieron a los trágicos acontecimientos de aquel 11 de abril que tanto dolor nos trae a la memoria. No son pocas la semejanzas entre aquellos días y los que hoy vivimos, llenos de incertidumbres económicas y sociales, de zarpazos oficialistas contra los sectores políticos de la oposición y de agresiones contra la propiedad legalmente obtenida.

    Se trata de una estrategia diseñada para debilitar las zonas que la oposición ha logrado reconquistar con grandes esfuerzos (incluso por encima de las intenciones del CNE), y a la vez torpedear el avance y fortalecimiento de los movimientos opositores democráticos.

    ¿Cuál es la piedra que molesta en el zapato? Pues el éxito progresivo de la oposición en los sectores populares, en los cuales su acción y proyección se nota cada día más. De igual manera, el movimiento opositor quebró exitosamente la matriz de la abstención electoral en las tres últimas convocatorias, y por ese camino el tiempo juega en contra del Gobierno.

    Desde Miraflores se ha llegado a la conclusión de que las “batallas electorales” significan un largo y escabroso camino, donde el “prestigio” del jefe de la revolución se expone cada día más. Y mucho más si ya no se cuenta con los recursos en dinero para alimentar al desfallecido PSUV, que según afirma el general Muller Rojas, no pasa de ser una maquinaria para ganar elecciones.

    De manera que hoy en el campo democrático están entrando otros jugadores que no pertenecen ni a la oligarquía ni a la clase media: son los desheredados de la revolución, los pobres que ven como año tras año su vida no cambia, se mantiene inalterable o se profundiza en la desesperanza. Gran parte de ellos moran en las grandes ciudades y ahora colocan sus ojos en la gestión local o regional de la oposición.

    El gobierno chavista, que sabe muy bien cuales son sus debilidades administrativas (corrupción, nepotismo y mediocridad, entre tantas otras), entiende que la oposición bien puede mejorar los mediocres o nulos resultados que ellos han obtenido en gobernaciones y alcaldías. Si alguien sabe como funciona la inmensa plaga de ladrones que se nutren del presupuesto nacional, y que se dedican al cobro de comisiones millonarias, es el propio Presidente que cuenta con los ojos y oídos de la Disip y la DIM, sin olvidar las decenas de chismosos que les llevan cuentos a cada momento.

    De manera que haga lo que haga, construya lo que construya, o invente lo que sea, el Presidente sabe que no va a durar mucho en el poder si sigue gobernando con esa caterva de expoliadores del tesoro público. Su única salida, y es lo que está haciendo, es romper con la legalidad democrática, empujar a la oposición a medirse violentamente con él y luego, después de la batalla, reinar a sus anchas.

    Un fraternal saludo.

  4. 4 judioerrant March 18, 2009 at 2:59 pm

    Precisamente, querido amigo Vulcano. No es que queramos polemizar o antagonizar tu posición, porque de cierta manera la compartimos. Ese es el deber ser. Nuestro punto es que históricamente, para poner el ejemplo del editorial, el 11 de Abril, esa cadena de eventos se sucedió debido, como dicen los analistas que se tienen por ellos, fue el resultado de una acción directa de la sociedad civil, y no de los partidos políticos, los cuales desde su descalabro han ido a la cola de las necesidades de la primera. Por el contrario, desde que los lideres de los partidos, desplazaron a los conductores de la sociedad civil, la causa de la oposición no ha conocido más que la derrota amarga. Y encima, como quien habla con tontos o retrasados mentales, pretenden convencernos de que esto es bueno, de que avanzamos. No quiero polemizar, pero yo no estoy de acuerdo con el concepto de que la oposición avanzó. En primer lugar, sin fuerza alguna, se permitió asistir a un proceso refrendario que a todas luces es inconstitucional. En cualquier lugar del mundo con una oposición medianamente opositora, eso nunca, remarco, nunca, hubiese ocurrido. Si a eso sumamos el hecho de que el CNE esta totalmente plegado al poder del dictador, y que desde siempre, ha existido el fraude electoral por parte del bando del dictador, como los artículos publicados en revistas científicas que me merecen la más alta credibilidad, han demostrado sin ninguna sombra de duda (y sobre los resultados entregados por el mismo CNE, los cuales son totalmente inconsistentes consigo mismos), ¿Cómo es posible que seamos tan pendejos para creerle al Sr. Petkoff, que perder es bueno? No amigo Vulcano, la realidad es otra, el dictador, quien esta orientado y asesorado por poderes extra-continentales, tiene un plan muy bien desplegado, que incluye debilitar toda oposición en el país, precisamente, infiltrando y usando las debilidades de los políticos opositores, las cuales no son mas que sus historiales de corrupción del pasado. Por eso no es raro que el mismo dictador en pasado reciente, ponderara a personajes de la vieja política de partidos, como las personas con quien gustosamente se sentaría a dialogar, y tú sabes muy bien quienes son. Es demasiado tarde para el juego democrático civil y ponderado, el lobo ya esta dentro de nuestro hogar, y no es hora para sentarse a dialogar con quien viene a arrasarlo todo a sangre y fuego. Tu sugerencia es equivalente a darle el consejo al ultimo emperador romano de tratar de dialogar con Atila el Huno, con la esperanza de convencerlo o mejor aún, derrotarlo mediante la dialéctica (que los patricios romanos dominaban como nadie) y hacerle morder el polvo para que retornara a Mongolia.
    La libertad no viene gratis y esa es una lección que nos toca asimilar si queremos seguir llamando a Venezuela una democracia republicana. Ser o no ser, he allí el dilema, mi querido Vulcano. Saludos.

  5. 5 Arcangel Vulcano March 18, 2009 at 7:15 pm

    Respetado amigo, comprendemos perfectamente tu posición, que no la compartamos absolutamente no significa que no estéemos conscientes de algunas verdades más grandes que una casa que muy bien expresas. Coincidimos en varios aspectos sobre tus preocupaciones; pero el punto principal en el que diferimos es en tus conceptos genéricos y la percepción que tienes sobre la oposición nacional, y es simple de explicar, creemos que ya antes hemos dialogado, sobre lo inconveniente de hacer generalizaciones en los análisis; siempre consideramos una inexactitud, un error generalizar porque resulta al final ser una falacia. No se puede meter a la oposición en un mismo saco; que existan vicios y defectos en algunos individuos o grupos de partidos, no debería usarse como argumento para señalárselos a todos en general, y tampoco los pecados pueden ser generales, no puede haber culpas genéricas ni pecados genéricos; es simple, existe un universo democrático diverso, muy complejo, difícil de encuadrar de manera uniforme; por lo tanto tu análisis sobre la oposición nacional nos parece inexacto, incorrecto, así de simple respetado amigo, no es otra cosa, sólo eso…noes polémica, es cuestión de manejo de conceptos.

    El caso es que pensamos que la oposición es diversa, plural, vario pinta, multicolor, eso en si mismo encierra ya una gran dificultad para organizarla , comandarla y dirigirla eficazmente (imagina un adeco ortodoxo sentado en la misma mesa organizando un evento político con un militante de bandera roja). Por lo demás, pues ya hemos modestamente sugerido en algunos artículos nuestras humildes opiniones, difundidos en nuestro blog y otras expresadas aquí mismo sobre lo que consideramos deberían en teoría hacer los partidos políticos y la sociedad civil democrática, para intentar con cierto grado de articulación colectiva, encarar el difícil reto de enfrentar al régimen. Hemos dichos hasta la saciedad que es muy difícil.Entonces creemos que nuestras diferencias son fundamentalmente en ese sentido, en que consideramos que existen distintas formas de abordar o encarar los problemas en lo inmediato por ahora, en este instante, porque también justificaríamos y defendemos el derecho que tienen los pueblos de derrocar un gobierno tiránico cuando no existe otro recurso que la insurrección (Santo Tomás de Aquino), pero esa etapa aún no ha llegado ni se justificaría sin agotar otras vías opcionales que se están intentando, según nuestra modestísima optica. Dios quiera que nunca toque…

    En otro orden de ideas, y sin ánimo de polemizar, tampoco estamos de acuerdo con tu respetable opinión sobre Teodoro, pero en todo caso no somos las personas más indicadas para defenderlo, por lo que sobre ese aspecto no profundizaremos, basta decir que nos merece aún credibilidad, pero más por su trayectoria intelectual que por la política.

    Por cierto, que Atila, hasta donde tenemos conocimiento se retiró de vuelta a su territorio, luego de hablar con el Papa en medio del río en las afueras de Roma (¿curioso no?); lo que no se sabe es qué conversaron, ni qué le dijo el Papa para persuadirlo de que no arrazara con la ciudad de las siete colinas cuando ya había vencido militarmnente a sus oponentes en el campo de batalla. ¿qué le diría el Papa al Rey bárbaro? No hay manera de saberlo.

    Nunca es demasiado tarde , siempre se puede hacer muchísimo en cualquier circunstancia por dificil que sea o lo parezca, mucho se ha hecho a pesar de que diera la impresión de que no avanzamos, nosotros creemos que siempre hemos avanzado, y también hemos ganado (2 D, 23 N), lo que pasa es que el adversario también juega y muy duro, es truquero; pero hay mucho por hacer aún…la complejísima actividad política se asemeja en algo (sólo en algo, no en todo) con una difícil partida de ajedrez entre maestros campeones…gana el que mejor estrategia, táctica, conocimiento, destreza, habilidades, experiencia,intuición, picardía,anticipación, etc, desarrolle y despliegue durante la partida; en la política no siempre ganan los mejores, sino los más audaces y tramposos, pero en el ajedrez ganan los auténticos maestros…recuerdas lo que te dije sobre la estatura política de un Don Rómulo Betancourt, un Jóvito Villalba,un Rafael Caldera, un Gustabo Machado, un Ruíz Pineda, un Alberto Carnevali, un Prieto Figueroa; o lo que hablamos sobre el peruano CholoToledo que movilizó a su pueblo y obligó a correr a Fujimori . ¿Cuanta falta hacen líderes de esa talla amigo? amanecerá y veremos.

    No queremos cansarte amigo,pero tampoco compartimos tus opiniones sobre la consulta del 15 de febrero,porque consideramos que la oposición si debió participar tal y como lo hizo del proceso electoral, aunque admitimos que con graves falencias, fallas y debilidades, y cometiendo serios errores, pero ese es un tema muy extenso, que abordaremos juntos alguna vez.Por ahora eso..

    Un fraternal saludo.

  6. 6 judioerrant March 18, 2009 at 7:38 pm

    Como tú bien acotas, amanecerá y veremos. Por cierto, en el incidente de Atila, se cree que el mismo retornó, debido a que su ejercito estaba diezmado por la hambruna y la plaga; aparte de la recia personalidad de León I, quien me imagino no dudo en recordarle que un ejercito aliado de Roma se acercaba a la ciudad. Aparte de que otro ejercito amenazaba sus posesiones por el Danubio. Finalmente, Honoria, a quien pretendía, parece haberle, de algún modo, roto el corazón (especulaciones por supuesto).
    En cualquier caso, parece ser que la fuerza militar es de importancia capital a la hora de hacer política ¿no lo crees mi apreciado Vulcano?
    Muy fraternales saludos

  7. 7 Arcangel Vulcano March 19, 2009 at 4:02 pm

    “…a la hora de hacer política…”, imaginamos que te refieres a la hora de ejercer la complejísima actividad política, es decir, la acción y efecto del ejercicio de la actividad político partidista, por parte de los líderes, dirigentes, militantes y activistas de los partidos políticos organizados, que son quienes ompiten para ganar el poder político y el derecho a gobernar las sociedades en democracia,y que en el desempeño del gobierno o haciéndole oposición a este, desarrollan distintas acciones y actividades políticas en función de alcanzar objetivos útiles para la socieadad en general.

    Expresas esta interesante frase: “En cualquier caso, parece ser que la fuerza militar es de importancia capital a la hora de hacer política…”, pensamos que lo que denominas como fuerza militar, en realidad debería ser usada para lo que fue creada, es decir, para garantizar la seguridad y defensa de la nación, así como para ser garante del cumplimiento de la Constitución Nacional y las leyes de la república; para ser fiel centinela del cumplimiento y el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos. Lamentablemente respetado amigo, como es obvio, hoy en día en Venezuela, se han desnaturalizado, pervertido y deformado los fines auténticos para lo que fueron creadas las Fuerzas Armadas; por desgracia, un dirigente político inmoral y ambicioso, sin ningún escrúpulo, cínicamente la ha convertido en su guardia pretoriana, usándola ilegalemnte e injustamente para amedrentar, hostigar, chantajear, despojar, expropiar,confiscar a sus conciudadanos y para perseguir sistemáticamente a la disidencia democrática, poniendola al servicio de su parcialidad política y su proyecto político personalista; afortunadamente, sabemos que aún quedan militares dignos e institucionales que se encuentran en el seno de las FAN y que están en contra de estas desviaciones y violaciones, pero que aguardan un mejor momento para actuar y reaccionar evitando ser enjuiciados, removidos, expulzados o pasados a retiro; pero están adentro de las FAN, permaneciendo muy impacientes pero cautelosos, muy dispuestos a defender la Constitución y a la Nación cuando les llegue hora del te.
    Pensamos sin embargo, que tenemos que ser muy realistas cuando analizamos la realidad política actual crudamente, y debemos admitir, que tu frase anterior, es lapidariamente cierta, lamentablemente es así, y no desde ahora, sino desde siempre; los dirigentes políticos que han gobernado nuestro país para nuestra desgracia compo pueblo con vocación democrático, han mal empleado y usado a su antojo en defensa de sus bastardos intereses políticos y económicos de las elites gobernates de turno a “la fuerza militar” convirtiéndola en una pieza esencial en las jugadas que despliegan en el tablero del complejo ajedrez político.

    Ahora si, no más diálogo aquí…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: