Réquiem para la Patria Republicana

Cuidaos del líder que redobla los tambores de la guerra para fustigar en los ciudadanos el fervor patriótico, porque el patriotismo es una espada de doble filo. Tanto hace la sangre más audaz, como estrecha la mente. Y cuando los tambores de la guerra obtengan la nota más alta y la sangre hierva con odio y la mente se haya cerrado por completo, el líder no tendrá la necesidad de confiscar los derechos de la ciudadanía. Por contraposición, los ciudadanos, llenos de miedo y cegados por el patriotismo, brindarán todos sus derechos al líder, y lo harán con alegría. ¿Cómo lo se? Por que esto es lo que yo he hecho. Y yo soy César”. (Julio César).

Con tristeza hemos presenciado los acontecimientos del día 15 de Febrero en Venezuela. Cualesquiera sea el denominativo, no puede pensarse en otra cosa que en un gran fraude. El esquema repetitivo y repetido de una escena que lamentablemente se nos hace ya familiar.

No quiero ahondar aquí en el fraude continuado, en el grosero y burdo ventajismo de un gobierno que, hace mucho tiempo, dejo el disfraz democrático atrás. Prefiero, describir mi percepción acerca de aquellos, de quienes muchos pensamos en algún momento, que estaban allí para representar nuestra voz. Esos líderes de oposición que nos muestran abiertamente que sus intereses personales privan y han privado siempre, por encima del deseo de la mayoría. Ese “jugar la cuida” mato para siempre a la Republica, la que tantos años de guerra, pobreza y miseria le costo a la nación.

El día de ayer no fue mas que la ultima palada de tierra sobre la tumba del sueño democratico. El sueño, pues aun cuando estuvo allí por cuarenta años, el cruel destino nos deja ver que solo fue un periodo breve de paz; nos dejo ver que esta tierra bravía, no entrega la placidez de sus paisajes, sino por una porción lúgubre de sangre. Sangre es lo que hemos de sudar los venezolanos si algún día queremos vernos libres del cáncer que corroe el cuerpo de la Republica.

Que triste el papel que le toca jugar a los políticos de oposición, carentes, al parecer, del valor necesario para liderar la protesta y no permitir que ese refinado remedo de elecciones, sirva para sepultar los deseos de una mayoría, y sigo convencido, de que la mayoría de los venezolanos quiere paz. Acaso estos políticos no actúan, no lo hacen, porque el dictador conoce de sus debilidades, presentes y pasadas, y temen que estas sean utilizadas sin escrúpulos para hundirlos a ellos y a sus familias. Cuanto necesitamos hoy de hombres probos y valientes para enfrentar esta injusticia.

Como nos advierte Shakespeare en su Julio Cesar, una mayoría ciega ha entregado sus derechos y aun así finge alegría, triste día para la Patria Republicana.

Advertisements

4 Responses to “Réquiem para la Patria Republicana”


  1. 1 Arcangel Vulcano February 25, 2009 at 11:15 am

    “Quien no espera vencer está vencido” Simón Bolívar.

    “…pero jamás tendrá nuestra obediencia”¿ recuerdas amigo?…

    Le preguntó el diplomático Mosquera a Simón Bolívar visitándole en la costa de Pativilca (Perú) creyéndole derrotado, pensando tal vez que lo consolaba, al verlo demacrado, flaco, enfermo, prematuramente envejecido, cons aspecto lastimoso, recuperándose de sus dolencias de salud, así como de su necesaria huída de Lima ante el acoso de los realistas (repliegue táctico),creyéndole equivocadamente vencido y entregado, le interrogó Mosquera al genio de América ¿y ahora qué piensa hacer Libertador? a lo que el invencible respondió: ¡TRIUNFAR!

    Esta lucha por defender la democracia, la libertad y nuestro derechos es de largo aliento…la pelea no termina, ni terminará jamás; y cualquiera que sean las circunstancias adversas, complejas y difíciles que nos toque enfrentar, debemos inspirarnos y guiarnos siempre en la indoblegable voluntad que nos mostró y enseñó siempre el padre de la patria .

    Debemos TRIUNFAR…pero eso no será fácil mi amigo Judío Errante, y nunca dijimos que lo fuera…el camino es largo, empinado, pedregoso, plagado de obstáculos, pero jamás dudes, de que debemos TRIUNFAR…porque quien no espera vencer ya está vencido…nosotros jamás nos daremos por vencidos, nunca nos rendiremos y menos nos pondremos de rodillas, nos mantendremos erguidos, y colaboraremos de cualquier forma para lograr que triunfe la democracia, más temprano que tarde…y hay que trabajar muchísimo unidos entre todos para lograrlo…

  2. 2 judioerrant February 26, 2009 at 7:11 am

    “Cuanto necesitamos hoy de hombres probos y valientes para enfrentar esta injusticia.”

    Estas palabras escritas más arriba, son la clave para que esa lucha, larga, dificil llegue a buen término, es decir, se logren los objetivos.

    Pero la cuestion de fondo es otra, mi amigo Vulcano, no es si estamos decepcionados, ofuscados por la derrota, o con momentanea tristeza.

    La cuestion es que esta derrota, debe servir a los “supuestos” (creo que son más) 5 millones de venezolanos que se oponen de todo corazón a este circo que se nos ha impuesto por ya largos diez años, para que abran los ojos y se den cuenta que parece que nos han jugado truco. Me explico, vivimos en una carcel cuyos barrotes no podemos ver, tocar, oler. Nos estan jugando la de policia bueno, policia malo, y hemos caido una y otra vez.

    Como ya se ha asomado por alli timidamente, la oposicion esta infiltrada hasta los tuetanos, por unos personajes que sirviendose del lenguaje democrático de la temperancia y el camino electoral, han permitido por débiles, la más insolita rapiña de los derechos fundamentales consagrados en la constitución del ´99, la cual dista de ser perfecta, y con la que estamos en desacuerdo en muchas cosas, pero es la constitución que tenemos.

    Para no alargar más la respuesta, las actitudes de quienes representan a la oposición en Venezuela son por decir lo menos, sospechosas, y los acontecimientos parecen dar la razón a quienes piensan que la verdadera oposición esta presa, o en el exilio.

    Saludos Vulcano,

  3. 3 Arcangel Vulcano March 2, 2009 at 9:01 pm

    Gracias por tus generosas palabras respetado amigo Judío Errante. Nos haces dos interesantísimas preguntas o reflexiones:

    1) Respondemos la primera así: Sinceramente pensamos que “con un poco de organización y liderazgo realmente opositor” pasaría poco, no sería suficiente. Se necesita de muchísima organización y de la acción decisiva de un liderazgo efectivo, colectivo, con un perfil especialísimo, que cumpla con unos exigentes requisitos, que tenga unas determinadas características (lo cual no se decreta ni se compra en la farmacia). Por supuesto, se necesita de muchísimo trabajo y de otras cosas, de vitales elementos, tales como recursos financieros y logísticos suficientes; de muchísima optima planificación; de la aplicación oportuna de estrategias y tácticas adecuadas; de la específica planificación; de el diseño, la configuración, determinación y ejecución de un programa y proyecto político de país alternativo al oficialista (no de un simple plan de gobierno vertido fríamente en un folleto ¡no!), sino que, un proyecto alternativo, pero que sea creíble, viable, posible, que sea percibido como realista, y que esperance, enamore y seduzca a la mayoría de la población, pero que logre que puedan creer en él, porque sientan que puede ser aplicado realmente con éxito, aquí no cabría la demagogia, ni el populismo, ni las promesas imposibles, de eso nada amigo mío. Pero sobre todo se requiere disponer de partidos políticos muy fuertes, programáticos, útiles a la sociedad, disciplinados, adoctrinados, debidamente organizados y movilizados, comandados por líderes excepcionales, casi providenciales. Hace falta que surja dentro de la oposición, un liderazgo carismático y popular, con arraigo e influencia en las masas, que se asemeje a la estatura política y moral de líderes como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Prieto Figueroa, Rafael Caldera, por nombrar algunos. (¿nada fácil la tiene la oposición, verdad? ¿Encontrarlo con una lupa, tal vez?)
    2)
    3) Para lograrlo, es esencial, indispensable y muy urgente, que se auspicie dentro de las distintas organizaciones que conforman la variopinta oposición venezolana, un auténtico reagrupamiento en medio de una sana, saludable, desinteresada y patriótica convivencia, para que se aglutinen realmente bajo una coordinación y dirección política general integrada por todos, eligiendo democráticamente fundamentalmente a sus mejores representantes. Lograr concretar esos detalles, ya en si mismos sería haber logrado apenas un muy buen comienzo, para al menos darle un rostro a la diversa, plural y multicolor oposición venezolana, que hoy pareciera invisible, y que tiene por delante muchísimas, batallas que presentar al adversario que es avezado, taimado, truculento y poderoso; tareas que debería acometer de inmediato, pero muy unida, compacta, coherente, disciplinada, organizada, pretendiendo convertirse en maquinaria colosal (hoy está debilitada), si es que quiere en el futuro obtener las necesarias victorias electorales que aspira conquistar para realizar y concretar los cambios estructurales, políticos, económicos y sociales que el país nacional les está exigiendo.

    2)La segunda pregunta o reflexión la respondemos así: Respetuosamente aclaramos que nosotros no hemos expresado que “la política no la hacen místicos”, ni jamás hemos tajantemente generalizado, no hemos expresado lo que denominas como “tu terrible declaración de una política poblada de seres cuyo único deseo es satisfacer sus más egoístas deseos y bajas pasiones”¡no! (no es la política sino los partidos),hemos descrito una parcial panorámica, no de la ciencia política sino de los partidos políticos, para tal fin, hemos citado una anécdota que contiene unas expresiones que nos hiciera el Dr. Eduardo Fernández para ilustrarnos sobre lo complejo y difícil que resulta convivir dentro de los partidos entre personas con disímiles motivaciones para militar en ellos; pero hemos también expresado que existen también quienes militan en los partidos para poder desarrollar los más nobles ideales en medio de ambiciones e intereses de toda índole (experiencia suficiente tiene el ex candidato presidencial Eduardo Fernández). Al respecto debemos agregar, que sinceramente pensamos que una cosa es hablar en particular de la política como ciencia o disciplina necesaria del conocimiento humano, y otra muy distinta es tratar el tema del ejercicio de la actividad política, y de los dirigentes, militantes y activistas que integran el diverso y complejo escenario interno de los partidos políticos, en los que existen también muchas personas idealistas y valiosas que tienen mucho que aportar (conocemos varios). Al principio del artículo citamos también al ex senador trujillano Dr, Pedro Pablo Aguilar (denso y experimentado dirigente político hoy de bajo perfil), quien nos dijo que la “política es muy difícil”, para sustentar que la ciencia política es muy compleja, pero también muy necesaria para el desarrollo de las sociedades para gobernarse exitosamente, muy importante e indispensable, a pesar del desprestigio de la actividad política desplegada y ejercida por “algunos” dirigentes políticos, plagados de defectos y vicios naturales, y por los efectos e impactos negativos, no de la política como ciencia, sino del ejercicio inadecuado que de la actividad política hacen y han hecho “algunos” pretendidos oficiantes de la “difícil” actividad político partidista, que hacen de los partidos entes imperfectos pero perfectibles. Es importante aclararlo carísimo amigo, a propósito, de tu siguiente acotación: “no debe subestimarse el valor del idealismo en política, para muestra un botón: nuestro padre Libertados Simón Bolívar-un idealista y soñador como el que más” porque pudiera darse la falsa impresión de que por atrevernos a diagnosticar y describir crudamente la realidad de la vida interna de los partidos políticos (que conocemos), y de la competencia febril que se sucede en verdad en el seno de ellos, estuviéramos de acuerdo con toda la suerte de vicios y ambiciones que denunciamos, ¡de ninguna manera, en lo absoluto!, pero no ignoramos los hechos; pero tampoco cometemos el error de generalizar, lo cual se evidencia en la siguiente acotación que también hicimos: “en los partidos existen también, dirigentes…y en menor grado, en razón de conquistar unidos y solidariamente sus más nobles ideales de democracia, justicia, igualdad y prosperidad colectiva”. Precisamente, nos referimos a esos ideales, que deberían ser la inspiración de todos –pero lamentablemente no lo son mayoritariamente- Intentamos es motivar a los ciudadanos a participar de la actividad política, pertenecer a los partidos políticos, para readecuarlos, cambiarlos desde adentro. Recomendamos entonces, no despotricar de ellos inútilmente, haciéndole torpemente y emotivamente el juego al gobierno, que quiere es muy convenientemente desaparecerlos, liquidarlos, perseguirlos, contribuyendo a su desunión, desintegración, desaparición y desmantelamiento, sino sumárseles colaborando con ellos y participando decididamente para cambiar a los partidos, mejorarlos, modernizarlos, reinventarlos, lo cual no es ni será jamás nada fácil –dijimos-Por otra parte, lo expresado por el Dr. Fernández y también lo acotado por nosotros entonces, es perfectamente coherente y pertinente con la exigencia de idealismo que sugieres, y compartimos plenamente, porque no generalizamos. Por lo demás, aunque no compartimos totalmente tus interesantes y particulares criterios sobre la diversa y plural oposición nacional, te respondemos que si, que debemos admitir que es posible, probable tu hipótesis, pero requeriría de mayor estudio para determinarlo con exactitud –no lo sabemos- tal vez en otra ocasión discutiremos esos valiosos aspectos que reflexionas.

    Acotas esta frase: “ya enterrada república democrática venezolana” No podemos estar de acuerdo contigo, por dos razones: La primera, ya tú la sabes, y te la hemos dicho antes; porque pensamos siempre que el Libertador Simón Bolívar tenía razón cuando dijo “Quien no espera vencer está vencido”, y nosotros jamás nos hemos sentido vencidos, siempre esperamos vencer, jamás nos rendiremos, siempre lucharemos a pesar de las eventuales derrotas, y en ningún caso nos doblegaremos ante nadie y menos ante un aspirante a usurpador y tirano, quien jamás tendrá nuestra obediencia. Y la segunda razón, es porque sentimos sinceramente que no es verdad que la república democrática de Venezuela esté ya enterrada; aunque es cierto que está en riesgo y nos la quieren convertir en otra cosa distinta, que choca con su naturaleza libertaria, pero recuerda amigo Judío Errante, que “en política no hay muertos, ni uno más uno es igual a dos” La lucha es de largo aliento. Preferimos repetir esta frase que le escuchamos a un buen amigo, que “el cadáver que tú matasteis goza de muy buena salud”. Además, aceptar tu frase –por decir lo menos- sería incurrir en una flagrante contradicción con tus propias interesantísimas reflexiones, cuando has expresado también acertadísimamente que el sector opositor (como lo denominas) es mayoritario; entonces, ¿cómo es que siéndolo, va a darse por vencido, a tolerar sin luchar que le entierren impunemente su república democrática? ¿Será por eso que el andino oriundo de Sabanetas de Trujillo Dr. Pedro Pablo Aguilar, nos dijo que la política es muy difícil? Amigo, la pelea es peleando y el juego no termina hasta que se acaba, y esto está apenas empezando, ¡no lo dudes!…

    Un fraternal saludo.

  4. 4 Arcangel Vulcano March 12, 2009 at 10:01 am

    Leí hoy este artículo e inmediatamente pensé en ti…

    Romer A. Romero Martínez // “El Ineficaz está guapetón, por ahora”
    “Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”
    Artículo 285 del Código Penal Venezolano. Quien instigare a la desobediencia de las leyes o al odio entre sus habitantes o hiciere apología de hechos que la ley prevé como delitos, de modo que ponga en peligro la tranquilidad pública, será castigado con prisión de tres años a seis años.

    Observemos los últimos 20 años y analicemos el comportamiento de las oposiciones de turno, el proyecto-país de ex guerrilleros de los años 60 y una clase media creyéndose intocable porque representaba la inteligencia. Mientras: (i) se daban las negociaciones para el “Caracazo” de 1989; (ii) los 2 golpes de Estado de 1992; (iii) un payaso defenestró a Pérez II en 1993; (iv) Caldera II le “robó la presidencia” a Velásquez, en 1994; y (v) la “pusieron de bombita” -vía un dolosamente desastroso período 1994-1999- que condicionó al elector clase media a la búsqueda de una salida mágica a través de un ex militar mediocre y golpista. En paralelo, gobiernos del “cuánto hay pa’ eso” que no percataron la nueva penetración castrocomunista, pretérita y militarmente derrotada por Rómulo Betancourt y Raúl Leoni.

    Asqueados de Caldera II, lo mejor de la intelectualidad criolla colaboró
    -pueril y estúpidamente- con el naciente pichón de dictador, justificando una absurda asamblea nacional constituyente. Así, sirvió de tonta útil a zurdos ineptos que invernaban en las universidades nacionales, a una derecha que creyó poder controlar al Frankenstein que ayudó a armar, y a presidenciables en la senectud que ambicionaban poder y pecular impunemente el erario nacional.

    Así las cosas, este paisito ha corrido por 20 años hacia el caos, contando ahora con las habilidades de postgraduados en quema de autobuses y homicidios-cangrejos, quienes cual langostas africanas pretenden engullir lo dejado por los 40 años de democracia. Saquean y amenazan -a todos los que “se pongan cómicos”- con expropiarles sus fundos, paellas y areperas, porque les da la gana; siembran terror y cosechan hambre. Ni de vaina se inician de cero en terrenos incultivados, porque los comunistas son haraganes. Haciendo apología del delito, con notoriedad comunicacional, incitan al odio de clases, sin aparente contención de la antijuridicidad de los actos del Ineficaz. Éste se rodea de fanáticos comunistas -disfrazados de ministruchos- que compiten por ser el más rojito, groserito y guapetón.

    Para peor, el Ineficaz se ha asociado con narcoterroristas internacionales y con criminales cubanos, árabes y persas, a quienes hospeda en este paisito, en flagrante y continuada traición a la patria. Ahora, el gobierno colombiano pide cuenta al dictadorzuelo, con pruebas inequívocas: coordenadas de los resorts narcoguerrilleros de las FARC y nombres de los narcoasesinos residenciados en Venezuela. Es de presumir que pronto empezarán las incursiones armadas, tal y como aconteció en Ecuador, por lo que la guerra con Colombia -aliada con EEUU- podría estar a pata de mingo.

    Ante esta dictadura despreciable, los líderes populares deberán desenmascarar a la oposición colaboracionista y convocar a los 26 millones de venezolanos honestos a colaborar en el restablecimiento inmediato de la constitucionalidad extraviada por 11 años, desconociendo al Ineficaz, su legislación inconstitucional y sus usurpadores de autoridad, porque contrarían los valores, principios y garantías democráticos, y menoscaban los derechos humanos de todos los venezolanos. El 350 ASAP.

    Abogado-Químico
    romerromero@interlink.net.ve


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: