Chávez: “me rindo Bush (por ahora—y si no se muere antes Castro, ya vere lo que hago)”

Cuando éramos niños mis hermanos y yo, es decir más niños que ahora, solíamos pelear mucho, en medio de nuestros juegos infantiles. Mi hermano menor, quien naturalmente era el más débil del grupo (hoy día es un manganzón de peso mayor a 100 kilos) solía llevar la peor parte y su actitud casi siempre era conciliadora y alineada con el poder dominante. Pero he aquí, que por mor de las intervenciones paternas, de vez en cuando, y en razón de su aparente debilidad, “el chiquitico” adquiría cierto poder, poder que muchas veces usó abusiva y arbitrariamente, mientras le duraba la protección paterna; solo para caer en la mayor de las bajezas, implorando piedad, una vez que nos quedábamos solos de nuevo en nuestros juegos.

Afortunadamente, los años han pasado y es justo decir que mi hermano menor es hoy un hombre de paz, apacible y afable entre sus libros que tanto ama.

El cuento viene a colación como comparación con la actitud díscola de Chávez. Durante un buen tiempo, el presidente, actúo, quizás amparado en una “petrochequera” sin control (ya tendrá que dar cuenta de sus actos ante la justicia más temprano que tarde) que le hizo sentir omnipotente. Es así como emprendió una diplomacia de micrófono, despotricando en contra de cuanta persona razonable le llevase la contraria en su pretendido proyecto hegemónico para la América Hispana toda.

Ahora parece que dando muestras de un pragmatismo rayano con el cínico calculo político de quien se sabe acorralado, busca líneas de comunicación con quienes hace apenas unas pocas semanas pavoneaba la más frontal de las agresiones e insultos.

Pero aunque no lo crean, ese hecho no es lo importante. Lo realmente importante es la reacción de los ciudadanos venezolanos. ¿Perdonaremos u olvidaremos lo que solo pocos días atrás hería nuestros oídos y buen juicio? ¿De verdad creeremos en su intención de enmienda? ¿Como actuar frente a un proceso que ya parece repetitivo?

Que si porque esta rodeado de ineptos, que si porque su proyecto no es viable, que si porque lo ha conducido el mismo con torpeza épica, que si porque hay hechos criminales concomitantes que le obligan a hacer y decir lo que sea con tal de salvar el pellejo.

Sea lo que sea, lo mínimo que los venezolanos pensamos ahora, es que este señor ya hizo suficiente daño y es hora, que de forma firme y democrática, para decirlo coloquialmente, le demos un parao.

Advertisements

2 Responses to “Chávez: “me rindo Bush (por ahora—y si no se muere antes Castro, ya vere lo que hago)””


  1. 1 ARCANGELVULCANO July 8, 2008 at 12:06 pm

    Un excelente artículo Judio errante,nos hemos tomado el atrevimiento de publicarlo en nuestro blog, a fin de difundirlo también, esperamos que no te importe,¡felicitaciones!

    Un fraternal saludo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: